2 jun. 2018

Sólo Tú, Señor, mi Amor








Solo Tú, Señor Jesús, Amor de nuestras vidas, mereces toda nuestra atención, amor y donación, en cuerpo y alma, desde ahora hasta siempre, en compañía de Mamá María y por su maravillosa intercesión ante Ti, suplicando Tu Piedad para todos nosotros, que deseamos amarte y obedecerte y con frecuencia pecamos y fallamos, más con Tu Gracia logramos emprender de nuevo el camino que lleva hacia la Casa del Padre Bueno que nos espera.

Solo Tú, Señor, nos mueves e impulsas hacia el cielo prometido. Solo Tú. El eterno Tú que nos espera, manso y humilde, lleno de Amor y del todo Poderoso.
Amén.

2 comentarios:

Kim dijo...

Sólo Tú Señor.
Abrabrazos fraternos

Felicitas dijo...

Uy, esos abrabrazos son muy grandes ;o)