18 may. 2018

Tríduo al Espíritu Santo de Dios







EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPIRITU SANTO.
Amén.

ORACION PARA TODOS LOS DIAS

¡Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos la llama de tu amor!

Oh, Dios, que con la luz del Espíritu Santo iluminas los corazones de tus fieles, concédenos que guiados por el mismo Espíritu, disfrutemos de lo que es recto y gocemos con su consuelo celestial.
Amén.


ORACION DEL PRIMER DIA

Ven, Espíritu Santo, por tu don de Sabiduría, concédenos la gracia de apreciar y estimar los bienes del cielo y muéstranos los medios para alcanzarlos.

Ven, Espíritu Santo, por tu don de Entendimiento, ilumina nuestras mentes respecto a los misterios de la salvación, para que podamos comprenderlos perfectamente y abrazarlos con fervor.

Gloria al Padre…

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Padre de misericordia y de bondad, que nos has enviado al Espíritu Santo para que desde el fondo de nuestros corazones, eleve nuestra plegaria final hacia Ti, te pedimos que intensifiques en nosotros la devoción al Espíritu Santo, que seamos dóciles a sus divinas inspiraciones y a su prodigiosa acción.

Te lo pedimos por amor a Cristo, que vive y reina Contigo, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

Amén

(inspirado en el triduo publicado en www.santavirgenmaria.com)

4 comentarios:

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Gracias, por compartir, este pequeña oración, comenzare a rezarla desde este momento, gracias, por que ÉL se vale de muchas cosas para que yo prepare el camina a la llegada del Santo Espíritu, gracias por ser un medio de ayuda, un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

Gracias a ti también, querida Flor.
Un abrazo fraterno, linda

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Que el fuego del amor de Cristo llene su vida y ilumine siempre su caminar, gracias por darme a conocer ese Dios que la habita, que el Espíritu de Dios habite siempre en usted, feliz y santo día, un fuerte y grande abrazo.

Felicitas dijo...

Lo mismo deseo de corazón para ti, querida Flor, que el Amor que nos salva, nos haga santas, para que Dios Papá esté muy contento de ti y de mí y de tantos que, como nosotras, desean y aprenden a ser hijos en el Hijo único y amadísimo de Dios, Jesucristo.
Un abrazo bien fuerte, querida hermana