22 abr. 2018

Evangelio según San Juan, 2, 1-5

"1. Al tercer día hubo una boda en Caná de Galilea, y estaba allí la Madre de Jesús.
2. Fue invitado también Jesús con sus discípulos a la boda.
3. No tenían vino, porque el vino de la boda se había acabado. La madre de Jesús le dijo: No tienen vino.
4. Díjole Jesús: Mujer, ¿qué nos va a ti y a mí? No es aún llegada mi hora.
5. Dijo la madre a los servidores: Haced lo que El os diga."



No tienen vino, le diría la buena Madre, mirándole profundamente a los ojos, y esbozando una suave sonrisa...
Y el Señor se hace el duro... (creo sinceramente que lo hizo para que la enseñanza de esta anécdota fuera aún más clara)
y añade, aún no ha llegado mi hora...
Y va Santa María, toda animosa, y les dice: Haced lo que Él os diga.
¡Toma ya!
Pero, Madre, ¡si le estás obligando!

Pues va y consigue que el Dios de Dios, Luz de Luz, Palabra encarnada por medio de la cual TODO FUE HECHO, le haga caso.
¡Es muy fuerte, hermanos!
¿Nos damos cuenta del alcance que tiene la intercesión de Santa María en el Corazón Sacratísimo de Jesucristo?

Un sacerdote mayor, Padre Antonio Pacios, que conocí y que me ayudó mucho, hace años, me decía:
¡cuidado con lo que le pides a Dios y cuidado con pedirlo insistentemente, porque es capaz de darte aún lo que no te conviene tanto por causa de tu insistencia!

En este caso, como en muchos otros, Jesucristo por Amor, lo da todo, aún aquello que parece no tenía previsto conceder aún.

5 comentarios:

Carmen Estany dijo...

En este evangelio la Virgen nos enseña que si ponemos nuestra confianza en Dios nunca quedaremos defraudados, y verdaderamente es así.
Muchas gracias
Un abrazo

Felicitas dijo...

Es cierto, Carmen, verdaderamente es así.
Gracias a ti por tu amable visita.
Un abrazo

Marian dijo...

Verdaderamente la oración hace milagros.

Pero la Intercesión de María nuestra Madre
del Cielo, es muy poderosa. Pidamos siempre
por medio de Ella. Ella nos lleva siempre a
Jesús, y nos concede lo que pedimos, si
nos conviene para nuestra salvación.

¡Gracias Felicitas !

Un fuerte abrazo.

dijo...



De la carta apostólica Rosarium Virginis Mariae..

"será en todo caso una mirada penetrante, capaz de leer en lo íntimo de Jesús, hasta percibir sus sentimientos escondidos y presentir sus decisiones, como en Caná (cf. Jn 2, 5)"


http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/apost_letters/2002/documents/hf_jp-ii_apl_20021016_rosarium-virginis-mariae.html


juanPa habla del misterio que introduce de Luz en las cuenticas y aporta un rayico de luz muy,muy sabroso...

Abrazos fraternos, amiga.

Felicitas dijo...

Oh sí, querida Marian, mira sino el caso de Alfie, tantísima gente orando por él y sus padres, y ha respirado por él solo durante tantas horas...
Jesús y María lo cobijen y lo sanen del todo, si conviene a los planes de Dios para él.
Un fuerte abrazo, hermana

¡qué cita ten hermosa has puesto, hermano y amigo! Mamá María ciertamente conoce a fondo el Corazón de Cristo, sigamos aprendiendo en su escuela interior.
Un abrazo fraterno