28 mar. 2018

Miércoles Santo

Se fragua la traición en el corazón de un hombre oscuro.

Tuvo la Luz de Dios hecha hombre cerca.

Muy cerca, durante 3 años.

¿Nada bueno aprendiste del Maestro?

¿De qué clase de pasta estabas hecho, Judas?

Si seguías a Cristo, como los otros 11 discípulos,

¿no lo harías por el dinero?

Te hubiera salido mejor la jugada, haciéndote amigo de un publicano, francamente.

Corazón oscuro, mente retorcida, desconfianza, egoísmo

¿Quién hubiera podido darte más oportunidades que Cristo?

Nadie.

Nada.

Muerte y olvido

2 comentarios:

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Gracias, es verdaderamente impresionante este compartir, que ÉL abra nuestro corazón para saberle reconocer como el Dios vivo, por que muchas veces nos cerramos a reconocerle en los otros, gracias, un abrazo.

Felicitas dijo...

Es cierto, hermana, me uno a tu petición. Gracias, un fuerte abrazo