28 feb. 2018

Jesucristo, Dios y hombre verdadero


Te buscaré, Señor, en la penumbra de la noche,
en medio de dudas y penas,
cuando el silencio opaca
el sentirse vivo
y la nada asedia la propia esencia...
Te buscaré y te dejarás encontrar, como siempre,
y dormiré en tus brazos eternos,
cual niña con su buen padre.

2 comentarios:

dijo...

..Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu Santo rostro.

Abrazos fraternos.

Felicitas dijo...

no te lo esconde nunca, y si algún dia te lo escondiera, sería para que aún más lo busques y cuando menos lo pensaras, te toparas con su dulce Amor, incomparable e infinito.
Un abrazo fraterno