22 nov. 2017

¡Oh Señor, envía tu Espíritu!

¡Oh, Señor, envía tu Espíritu y renueva la faz de la tierra! 



 Así está Europa, devastada a nivel espiritual
Necesitamos pequeños brotes de vida, Señor
Almas escogidas que te sean fieles
 y por las cuales logres renovarlo todo

El fermento de la masa, Señor

Danos el incremento que solo Tú puedes conceder
¡Renueva la faz de tu iglesia pisoteada!

Esperamos y confiamos del todo en Tu Amor y Tu Poder.

3 comentarios:

dijo...

Escuchamos Tu palabra:
Aprendan esta comparación, tomada de la higuera: cuando sus ramas se hacen flexibles y brotan las hojas, ustedes se dan cuenta de que se acerca el verano.
Así también, cuando vean todas estas cosas, sepan que el fin está cerca, a la puerta. Les aseguro que no pasará esta generación, sin que suceda todo esto.
El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
En cuanto a ese día y esa hora, nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.
Cuando venga el Hijo del hombre, sucederá como en tiempos de Noé. En los días que precedieron al diluvio, la gente comía, bebía y se casaba, hasta que Noé entró en el arca; y no sospechaban nada, hasta que llegó el diluvio y los arrastró a todos. Los mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre. De dos hombres que estén en el campo, uno será llevado y el otro dejado. De dos mujeres que estén moliendo, una será llevada y la otra dejada.
Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor. Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. ¿Cuál es, entonces, el servidor fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal, para distribuir el alimento en el momento oportuno?

Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo. Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.

A sta.Faustina El Señor le dijo «Te envío -le dijo Jesucristo- a toda la Humanidad con Mi misericordia. No quiero castigar a la Humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla a Mi Corazón Misericordioso»

Luego nos vienen "desconocidos" de voces "extrañas" a decirnos que Dios no es castigador, que Dios tal y cual y se llenan de la palabra Misericordia sin cumplir con la Justicia. pero las palabras son las de Jesús y no la de los intérpretes... que cuando se arrepientan de tantas negaciones...vuelvan y nos confirmen en la Fe.

Así que perseveremos firmes en la Fe,
¡El Señor viene!

Abrazos fraternos.

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Si tiene razón, que el Señor haga brota esos esas nuevos brotes, pero que también nos ayude a ser fermento de esos nuevos brotes, y saber vivir a profundidad nuestra vida a la que hemos sido llamados,“Todo es posible para Dios”, Oremos mucho, gracias, un abrazo.

María dijo...

Me atrevo a decir que no solamente Europa. A mi parecer, es el mundo entero.

La faz de la tierra sera renovada ¡claro que si!

Siento que La raíz más profunda de todos los males que hay en el mundo, y en el corazón del ser humano es: no conocer el amor de Dios.

Oremos, reparemos...pidamos al Señor por nuevos brotes de vida, muy bien dicho; y ante todo comencemos primero por nosotros mismos.

En unión de oraciones Felicitas.