17 nov. 2017

Amados, cada consagración, cada palabra que me dirigís es escuchada y atendida. Que no lo percibáis con los sentidos del cuerpo no quiere decir que no se os responda.
Las realidades sobrenaturales quedan ocultas al hombre viador, pero la Fe en Mí le sostiene unido a Mi Santo Corazón, a Mis Deseos y Designios para él, a Mí Acción benéfica sobre él.
Por ello es tan importante en estos momentos, la labor de confirmar a todos en la fe, afianzarlos en la confianza en Mi Amor infinito y divino.
Hacedlo unos para con los otros, ya que Mi Santo Espíritu os impele a ello.
Confiad en Mí, para todo.
Recibid Mi Bendición de hoy, para todos.
Somos UNO

1 comentario:

dijo...

Afianzarse es resistir firmes en la Fe.Tu blog nos confirma, aomos peregrinos en un pequeño resto, rebañico del Señor de la mano de Mamá. Eucaristía es hacer la Voluntad de Dios. Abrazos fraternos.