9 may. 2017

Luces de Fátima







Me parece conveniente plasmar hoy una vivencia importante de Sor Lucía:

Era el año 1944, cuando el Obispo de Leiría, Don José Alves Correia da Silva, le pidió a Sor Lucía que se encontraba enferma y cuyo estado de salud se agravaba, que pusiera por escrito la tercera parte del secreto de Fátima.

A Lucía, con esta indicación del Sr. Obispo, le surgió un dilema muy doloroso, ya que la Virgen María le había pedido silencio total al respecto y sin embargo, estando Lucía acostumbrada a ver la Voluntad de Dios, en la voluntad de sus superiores, andaba en lucha interior, por no saber cómo actuar adecuadamente.

Intentaba poner por escrito lo que el obispo le pedía, pero no le era posible, algo le impedía escribir.
La mano se le ponía a temblar de manera que imposibilitaba el escribir. Si intentaba escribir sobre otro tema, no tenía esa dificultad. Esto la tenía casi impresionada.
Lucía misma nos describe la situación:

" El dia 3-1-1944, me arrodillé junto a la cama que, a veces, me servía de mesa para escribir, y de nuevo hice la experiencia, sin conseguir nada; lo que más me impresionaba era que en el mismo momento escribía sin dificultad cualquier otra cosa. Pedí entonces a Nuestra Señora que me hiciese conocer cuál era la Voluntad de Dios. Y me dirigí a la capilla, eran las 4h de la tarde, hora en la que acostumbraba a ir a hacer la visita al Santísimo, por ser la hora a la que de ordinario está más solo, y no sé por qué, pero me gusta encontrarme a solas con Jesús en el Sagrario.

Allí me arrodillé en el medio, junto al escalón del Comulgatorio y pedí a Jesús que me hiciese conocer cuál era Su Voluntad. Habituada como estaba, a creer que las órdenes de los Superiores son la expresión cierta de la Voluntad de Dios, no podía imaginar que esta no lo fuese. Y perpleja, medio absorta, bajo el peso de una nube oscura que parecía pesar sobre mí, con el rostro entre las manos, esperaba, sin saber cómo, una respuesta. 

Sentí entonces, que una mano amiga, cariñosa y maternal me toca en el hombro, levanto la mirada y veo a mi querida Madre del Cielo. " No temas, quiso Dios probar tu obediencia, fe y humildad, estate en paz y escribe lo que te mandan, pero no lo que te he dado a entender de su significado.
Después de escrito, mételo en un sobre, ciérralo y séllalo y escribe por fuera, que sólo poedrá ser abierto en 1960, por el Sr. Cardenal Patriarca de Lisboa o por el Sr. Obispo de Leiría."

Y sentí el espíritu inundado por un misterio de luz que es Dios y en Él vi y oí :

" La punta de la lanza como llama que se desprende toca el eje de la tierra. Ella tiembla: montañas, ciudades, villas y aldeas con sus moradores son sepultados. El mar, los ríos y las nubes se salen de sus límites, se desbordan, inundan y arrastran consigo en un remolino, viviendas y gente en número que no se puede contar,es la purificación del mundo por el pecado en el que se sumerge.
¡El odio, la ambición provocan la guerra destructora! " 
Después sentí en el palpitar acelerado del corazón y en mi espíritu el eco de una voz suave que decía:
" En el tiempo, una sola Fe, un solo Bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica, Apostólica. En la eternidad, ¡el Cielo! "
Esta palabra Cielo llenaba mi alma de paz y felicidad, de tal forma que casi sin darme cuenta, quedé repitiendo por mucho tiempo: - ¡Oh Cielo... oh Cielo!-
Apenas pasó la mayor fuerza de lo sobrenatural, fui a escribir y lo hice sin dificultad, en el dia 3 de enero de 1944, de rodillas apoyada sobre la cama que me sirvió de mesa.

7 comentarios:

María dijo...

Gracias Felicitas. Y así sera! Nos guste o no, así será...
Viendo el mundo y el pecado hoy día, no me cabe la menor duda. Nuestro Señor tiene que estar muy cansado ya. No se trata de crear pánico, pero si mucha conciencia. Tenemos que hacer mucha oración y penitencia... Un abrazo

María dijo...

Otra cosita más. Las imágenes de nuestra Madrecita son hermosas!♥

camino dijo...

Gracias, las imágenes son preciosas, esto me invita a dar gracias a Dios por tanta gente sencilla qué saber descubrir la presencia de Dios en sus vidas, y unirme a la oración de Jesús cuando decía te doy gracias por que se lo has revelado a los pequeños y sencillos, que ella nos ayude a ser pequeños y sencillos, gracias, un abrazo.

camino dijo...

Gracias, un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

A mí también, querida María. El pecado ha llegado tan lejos ya... El Señor padeció todo esto en su angustia de muerte en Gethsemani. A mí no me crea pánico, ni creo que a ti te lo cree. No somos agoreros, pero cada obra mala tiene su repercusión cósmica - por utilizar un idioma más comprensible. Tantos asesinatos de bebés no nacidos, nos llevarán a todos a tener que padecer, porque solo en el dolor, el pecador ve su miseria y se acuerda de Dios. Es entonces cuando muchos pedirán perdón y hallarán el verdadero sentido de sus vidas. Espero que no sea tarde entonces.
Oración y penitencia
Un abrazo, preciosa

me alegro que te gusten las imágenes. :)

Sí, Mamá María nos enseña a ser pequeñas, sencillas y plenamente confiadas en su Amor.
Un abrazo, linda.

Gracias a ti por tu fidelidad y amistad.

camino dijo...

El Papa ira este fin de semana a Portugal allí nos presentara a todos a María, que ella nos ilumine y acompañe nuestro caminar diario, gracias, un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

sí, querida Camino. Oremos por el Papa y por su viaje a Fátima, para que esté repleto de gracias celestiales para todos. Un gran abrazo