29 may. 2017

El amor de amistad ( Ágape )





En nuestra civilización nos hemos centrado en el amor Eros.
Este amor es efímero, pasa, no tiene permanencia si se vive sin compromiso.
Es un hoy te amo, te uso para mi placer, y mañana ya no me interesarás.

¿Cuántas relaciones amorosas tiene el común de la gente en una vida?

¿10, 20, 30...? Y a la vejez, ¿qué? El cuerpo ya no es objeto de placer y el hombre que queda, ¿ya no vale?

Este tipo de " amor ", vivido de esta forma, sin compromiso de vida, sin conexión alguna con el amor de benevolencia hacia los demás, el amor de amistad, es pasajero, estéril, está vacío, vaciado de todo sentido. Palabras huecas que se las lleva el viento...

Por eso, los que tenemos ya una edad, nos damos cuenta que el amor de amistad es superior al amor erótico, porque éste en contraste con el segundo, PERMANECE. 

Un amor que permanece para siempre es un ancla de salvación para el ser humano que vaga por el mundo buscando una razón profunda para su vivir y su padecer.

El amor de amistad, ágape, es el amor que permanece, contra viento y marea, porque es un amor que perdona y olvida, un amor que comprende, que se compadece del otro, y si está enriquecido por la Presencia del Amor de Dios adquiere tintes trascendentes que lo convierten en medio de salvación para todos los implicados.

Un amor esponsal, a la cristiana, es amor Eros y es amor Ágape, es amor filial, paterno, materno y es, para los cristianos, Amor de Dios que se vuelca sobre los hombres, sus hijos muy amados en el Hijo unigénito.

El matrimonio cristiano es imagen del Amor que Dios Padre y Dios Hijo se tienen y como este Amor Divino permanece por siempre, siendo fiel y totalmente entregado, el matrimonio cristiano ha de ser también fiel y comprometido de por vida. Sino pierde toda su trascendencia, su conexión íntima con el Amor intratrinitario. Dejan de ser imagen y semejanza del Amor maravilloso y poderoso que las 3 personas divinas se tienen. 

Cultivemos, pues, primordialmente el amor de ágape, cada uno desde su vocación específica, conectado a diario con el Amor de Dios que nos anima y sostiene.

14 comentarios:

María dijo...

Muy buena reflexión!

Ha llegado la hora de amar con un amor "SOBRENATURAL"
¿Sabes? Yo he llegado a pensar así, en lo que respecta al matrimonio.
Pues, creo que únicamente en esta entrega, se puede mantener una
pareja en la barca contra viento y marea. Y lo digo, también por mi,
por mi matrimonio. Cuando amamos, sin un amor sobrenatural, es muy fácil
tirar la toalla. Y tienes razón, hoy en día todo es desechable, transitorio. Y bueno,creo yo que para esto, necesitamos a Dios en nuestras vidas.
Se necesita una vida sobrenatural, de (oración y sacramententos)

Pero por supuesto esto también es para todo Cristiano comprometido.

Gracias Felcitas. Santo inicio de semana.

Felicitas dijo...

Es cierto, ese amor sobrenatural es el Amor divino que el Señor nos ofrece, el Agua viva que salta hasta la vida etern, el Santo Espíritu de Dios que nos capacita para amar como Jesús, su nuevo Mandamiento. Porque Él no manda lo que no podemos realizar, sino que Él mismo nos capacita dándonos su mismo Espíritu Santo, que aletea en nuestros corazones, por la fe.

Es cierto, María, cuando amamos a la humana es muy fácil tirar la toalla... sin embargo cuando el Señor comparte su Amor divino con nosotros, podemos amar como Él lo espera de nosotros. La gracia sana los corazones, los restaura, los renueva y recrea.

Oración y sacramentos. Y tanto, para eso los instituyó el Señor, para que bebamos vida eterna de su fuente.
Gracias a ti, María por tu valioso aporte.

¡Feliz y santa semana para ti también! Un abrazo

VENTANA DE FOTO dijo...

Te agradezco tu visita y comentario en mi blog.

Me parece muy interesante tu reflexión, en un época en que la ruptura entre los matrimonios son abundantes.

Besos

Felicitas dijo...

Gracias a ti también por tu amable visita y comentario. Un placer visitarte con tanta belleza visual.
¡Hasta pronto!

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Buenos, días, todo es posible para Dios, vosotros hacéis mucho bien en medio del mundo, ya que soy sus manos su pies, en vuestros blog ¿Cuánta ayuda dais ? gracias, sobre el matrimonio, El sacramento del matrimonio «centro y corazón de la civilización del amor. Deecia Juan Pablo II , gracias.

Felicitas dijo...

Buenos dias, Flor del silencio, estamos inmersos en la batalla que el maligno libra para destruir del todo a la familia cristiana,fundamentada en la ley natural hecha por Dios.
Sabemos que Cristo ya ha vencido.
Un abrazo fraterno.

Marian dijo...

La familia es comunidad de Amor, lo pongo con mayúscula, porque hasta Jesús
quiso nacer de una familia...Familias que se alimentan de lo Celestial, Eucaristía, Sacramentos,por tanto ese amor queda divinizado...

¡Hermosa y muy importante tu reflexión hermana!

Un fuerte abrazo. Unidas en la oración.

Felicitas dijo...

Es cierto Marian. Toda relación humana y en especial la relación esponsal cuando es insertada en la vida sobrenatural que procede de la fe y la caridad, alimentada con oración y sacramentos, queda santificada y divinizada. Y es que Nuestro Señor nos quiere verdaderos hijos de Dios, que participan en su vida divina, una vez perdonados, purificados, santificados.
Semper altius!
Un fuerte abrazo, linda
Unidas en la oración, sí.

María dijo...

Me ha gustado tanto tu reflexión, que no he podido evitar regresar.

Y la fotografía que has puesto, es tan tierna y habla tanto!

Gravias nuevamente querida hermana. Unidas en comunión de oraciones.

Felicitas dijo...

Me alegro mucho que se estrechen nuestros lazos afectivos en el Señor. Es Él el que nos da sus toques certeros a través de unos y de otros, de la naturaleza, los animalicos... y en especial cuando compartimos nuestro corazón en estos blogs que pretenden darle gloria y ayudar a los demás. Todo es Gracia y el buen incremento siempre lo da el Señor. Nosotras, en todo caso, siervas inútiles que hicieron lo que debían. ( y eso ya sería mucho...) :)
Un abrazo, linda. Unidas en comunión de oraciones.
Somos UNO en el Sagrado Corazón de Jesús.

Marian dijo...

Si, Felicitas, el verdadero Amor, es la entrega sin limites...
Los esposos lo tienen tambien en el sacrificio y entrega
generosa por amor, sin contar con nada más, sin escatimar
sacrificio alguno...

Gracias de nuevo! Un abrazo inmenso.

¡Feliz día de la visitación de la S. Virgen.!

Felicitas dijo...

Amar como Él nos amó: esa es nuestra meta final, hacia ella nos dirigimos, procurando aprender cada dia a hacerlo mejor, más como Él quiere.
Gracias a ti, Marian
Un abrazo grande

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Buenos, días, gracias por sus reflexiones, Allí donde hay amor, hay vida. Un buen día en el Señor.

Felicitas dijo...

buenos días, Flor del silencio, gracias a ti por tu presencia benéfica para todos nosotros. ¡Qué hermosa es nuestra Fe!
Un abrazo fraterno