13 abr. 2017

Nos amó hasta el extremo




          Oveja perdida, ven

                sobre mis hombros, que hoy

                no sólo tu pastor soy,

                sino tu pasto también.


                Por descubrirte mejor

                cuando balabas perdida,

                dejé en un árbol la vida

                donde me subió el amor;

                si prenda quieres mayor,

                mis obras hoy te la dan.


                Pasto, al fin, hoy tuyo hecho,

                ¿cuál dará mayor asombro,

                o al traerte yo al hombro

                o el traerme tú en el pecho?

                Prenda son de amor estrecho

                que aun los más ciegos las ven.


                Luis de Góngora


2 comentarios:

camino dijo...

Gracias, por este compartir, muchas veces no comprendo como puede amarnos hasta el extremo, cuando no somos consiente de este gran amor, y pasa de largo con una gran indiferencia, que el señor nos abra los ojos del corazón para poder descubrir y saborea ese gran amor, gracias, y creérnoslo de verdad, un fuerte abrazo un santo y silencio día.

Felicitas dijo...

Nos ama tanto, porque es Amor Divino. Es su Ser, su Vivir. No puede cambiar. No puede no amar. yo, al menos, lo veo así. Nosotros nunca mereceremos todo ese Amor, pero como es nuestro buen Papá y somos sus pequeñas, acerquémonos sin pensar demasiado a Él y dejémonos transformar por su Amor eterno. Que Él nos abra los ojos del corazón para poder descubrir y saborear y dar todo lo que nos conceda en la oración. Un fuerte abrazo y un profundo Viernes Santo, con Jesús.