9 mar. 2017

¿Qué está pasando?




Europa, América y Australia le han dado la espalda a Jesucristo. Exportando la corrupción a Asia y Africa, en donde aún se cree en Él. El problema no está en la gente sencilla, sino en el poder institucionalizado. Claramente en manos del enemigo propaga todos los errores morales, hasta llegar al absurdo y la idiotez más flagrante, como en el caso de Holanda y similares.

Es, por lo tanto, una crisis de fe global. Ahora todo es global, por el fluir veloz de la información, desinformación y manipulación mental desde los medios de comunicación.

Dentro de la iglesia observamos el avance de posiciones claramente contaminadas de mundanidad, posiciones opuestas a la Palabra de Jesucristo plasmada en los 4 santos Evangelios.

De forma que entendemos mejor que nunca el mensaje de Lourdes, de Fátima y tantas manifestaciones marianas aprobadas por la Iglesia: Oración y penitencia.

Si viniera Jonás a predicarnos, nos diría lo mismo: Oración y penitencia.

Si viniera Elías a manifestarnos la Voluntad de Dios, sería Oración y penitencia.

¿Será que hemos dejado de orar?
¿Será que andamos detrás de nuestras comodidades y placeres en vez de buscar ante todo la Voluntad del Padre?

Muchos me dicen que esto ya no tiene vuelta atrás, que esto tan sólo Dios lo puede arreglar.
Quizás sí, pero cada uno, en su lugar, en su trabajo, en su vida particular, puede cumplir la Voluntad del Cielo: ORANDO Y HACIENDO PENITENCIA. Por la conversión de tantos que andan lejos del Dios de Jesucristo.

Podemos, con la gracia de Dios, hacerlo. Complacer a la Virgen María y al Sagrado Corazón de Jesús. Que así sea.

5 comentarios:

dijo...

En verano 2016 entraron los policías en convento carmelitas en argentina y confiscaron pruebas de tortura; los cilicios y las disciplinas.En la causa de S.JuanPa intentaron frenar todo porque hallaron cinturón para flagelarse. Numerosos museos diocesanos esconden cilicios de santos. Saludos fraternos.

Felicitas dijo...

Es tremendo. ¿ Con qué motivo entraron ? ¿ Y con qué derecho ? En fin, estas cosas me sacan de mis casillas. Pobres hermanitas contemplativas...
¿Acaso no tenemos libertad personal? Es increíble que el uso de un flagelo por parte de un sacerdote sea piedra de escándalo... Me parece intolerable.
Yo no he usado esa forma de penitencia, pero jamás se me ocurriría prohibírselo a nadie. ¿ Les quitan acaso a los sado-masoquistas sus instrumentos de perversión ?
Este mundo está maduro para la vuelta de Jesucristo y que los mares barran del mapa ciudades enteras...
En fin, mejor me callo, que bastante tengo con mis propios pecados.

Saludos fraternos.

Maria dijo...

Así es, oración y penitencia...


Gracias Felicitas. ¡Oremos!

camino dijo...

Cuando todos abramos el corazón a Dios, oremos solo la oración hace posible lo imposible, gracias.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, María, por tu visita comentario. Un abrazo

Sí, eso es lo que desea Nuestro Señor, que todos confíen en Él y le abran el corazón, para que descubran su infinito Amor y se dejen amar por Él.
Un saludo cordial.