7 mar. 2017

Oración

«Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso.


No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros rezad así:

"Padre nuestro del cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo,

danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos han ofenden,
no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal".


7 comentarios:

Maria dijo...

¡Amén! Tenemos que seguir aprendiendo a orar, hasta que toda nuestra vida sea oración de oblación total.


Muy lindo Felicitas. Gracias. Un abrazo

camino dijo...

Gracias, sencillamente es estar, gracias.

Felicitas dijo...

sí, es cierto María, tenemos que aprender a orar mejor, tal y como nuestro buen Padre del cielo lo desea, tal y como el Señor nos lo enseñó. Un abrazo.

Estar con Aquel que sabemos nos ama. Estamos siempre con Él porque Él siempre está con nosotros. Hacernos conscientes de esta maravillosa realidad y vivirla cada dia.
Un abrazo

camino dijo...

Muchas, gracias.

Felicitas dijo...

A ti, Camino. Un abrazo fraterno

dijo...

A ver si algunos curas se aplican a sus lindos y tostones sermones lo de la oración jjj. Abrazos fraternos.

Felicitas dijo...

Jejejeje...
abrazo fraterno