27 mar. 2017

Aparición de Nuestra Señora el 19 de agosto de 1917





"... habiendo llegado la Señora, después de haberse hecho preceder del acostumbrado relámpago, apareció sobre una encina y comenzó el diálogo:

" ¿Qué es lo que Vuestra Merced quiere de mí? " ( Lucía)

" Quiero que sigáis yendo a Cova de Iría el día 13, que continuéis rezando el rosario todos los días. En el último mes haré el milagro para que todos crean."

" Qué es lo que Vuestra Merced quiere que se haga con el dinero que la gente deja en Cova de Iría?"

" Hagan dos andas: una, llévala tú con Jacinta y dos niñas más, vestidas de blanco; la otra, que la lleve Francisco con tres niños más. El dinero de las andas es para la fiesta de Nuestra Señora del Rosario y lo que sobre, es para la ayuda de una capilla que han de mandar hacer."

"Quería pedirle la curación de algunos enfermos."

"Sí, algunos curaré durante el año." Y tomando un aspecto más triste, dijo:

" Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que van muchas almas para el infierno por no haber quien se sacrifique y pida por ellas."

Y como de costumbre, comenzó a elevarse en dirección al oriente.

... En esta aparición de agosto, la Señora les hizo una petición, como una dolorosa confidencia que dejó a los pastorcitos tocados por dentro. Y si ya hacían muchos sacrificios, esta vez se intensificó más esa sed de salvar a los pecadores. Cada uno compartía con los otros los descrubrimientos que hacía para multiplicar los sacrificios y todos acogían deseosos es nueva oportunidad.

... " Pasados algunos días, íbamos con nuestras ovejas por un camino, en el cual encontré un trozo de una cuerda de un carro. La agarré y , jugando, la até a un brazo. No tardé en notar que la cuerda me lastimaba. Dije, entonces, a mis primos: 

" Mirad, esto da dolor. Podíamos atarla a la cintura y ofrecer a Dios este sacrificio."

La dividieron en tres pedazos, en los cuales hicieron algunos nudos para aumentar el sacrificio y cada uno la colocó en la cintura bien apretada. No la quitaron más, hasta que en la aparición del 13 de septiembre, la Señora, maternalmente, les pidió que no durmiesen con ella. 
Siempre la consiguieron usar sin que nadie lo descubriera...

( Un Camino bajo la Mirada de María, Carmelo de Coímbra, Editorial Fonte ) 

5 comentarios:

dijo...

Que continuéis rezando el rosario todos los días. Estamos en guerra yu debemos ir bien armados. Abrazo fraterno.

camino dijo...

En verdad tenemos una grandes armas para poder caminar , y seguir adelante de manos de María nuestra madre, gracias, un cordial saludo.

Felicitas dijo...

Sí con las armas que la Virgen nos propone además de las que la Iglesia nos ofrece en Nombre del Señor, los Sacramentos, los santos Evangelios, la buena doctrina de tantos santos y la acción benéfica del Espíritu Santo en la vida de cada uno de nosotros.
Un abrazo fraterno.


Sí, Camino, la oración y la penitencia según el estado de cada uno, el amor a Dios y al prójimo y toda gama de virtudes que el Santo Espíritu nos propone y provee.
Un abrazo fraterno

camino dijo...

Muchas, gracias, por sus explicaciones me enseñan, gracias, que pase un feliz día.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, hermana, tú también me enseñas y con frecuencia Dios me habla por tu medio. Un abrazo