15 feb. 2017

¿Ves algo?

Veo orden


 Veo mares


 Veo belleza


 Veo árboles que parecen personas


 Veo Tu Mano creadora y redentora en todo


¡Veo, Señor! ¡Gracias, Señor!

5 comentarios:

dijo...

Así es, por eso el ateo no sólo se hace el ciego a la luz natural sino que se vuelve torpe y tonto, porque la existencia de Dios es evidente. Creerle a Dios, ya es otra cosa, eso es Fe. Pero verlo, muy ciego hay que ser de ojo y razón. Abrazos fraternos.

Maria dijo...

¡Es Precioso querida Hermana!

Y yo veo que Él Señor me hace ver progresivamente. Él me que ha tomado de la mano al igual que aquel ciego y sabe que necesito mucho de su contacto, de la "oración" para mostrarme poco a poco mi ceguera y su voluntad.


Muy hermoso, mil gracias! Un abrazo fuerte :)

Felicitas dijo...

sí, así es, aunque en nuestra época se inocula en las personas una especie de aversión " genética " a Dios y a todo lo que recuerde a Dios. Sabemos muy bien de dónde surge...
y sabemos que tiene cura, gracias a Jesucristo.
Abrazos fraternos

Lo mismo me pasa a mí, María. Mi alegría por ver surge de comparar otras épocas de mi vida, en las que no lograba ver. El trecho recorrido es esperanzador, aunque todavía falte mucho más.
Un abrazo, preciosa :)

ven dijo...

Señor, enséñame a ver como tú, ya pensar como tú, gracias un fuerte abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Amén!