11 feb. 2017

Querida Mamá



más pequeña e inútil que nunca me postro a tus pies, María Inmaculada, y deseo pedirte perdón por tantas ingratitudes para contigo, tantas faltas de amor y obediencia. También para darte de nuevo gracias porque me has bendecido a lo largo de tu Novena y ya me siento mejor.



quiero ser tu niña pequeña, que junto a tantos hermanos acude a tu maternal intercesión ante el Santísimo Corazón de Jesús, y en Él ante el Buen Padre de todos los hijos de Dios.
quiero confiarme de nuevo a tus cuidados, para obedecerte en todo, secundarte y confiar en que actúas en mi vida por el infinito Amor de Dios que te anima.


como Bernadette, a tus pies, esperándolo todo de ti, Mamá buena, toda bendición para mí y para todos, ofreciéndote mi pobre vida desde el inicio hasta el final, confiando en poder serte útil en tu más íntimo y gran deseo: la salvación de los pecadores por los infinitos méritos de tu amadísimo Hijo e Hijo de Dios, Jesucristo. Ponme con tus pequeños a aprender tu docilidad, tu humildad, tu caridad y todas tus virtudes. Amén.

8 comentarios:

Marian dijo...

Ponme con tus pequeños a aprender tu docilidad, tu humildad, tu caridad y todas tus virtudes.

¡Que hermosa Felicitas! Me ha conmovido todo mi ser...

Un abrazo querida.!Y feliz día de nuestra Madre del Cielo.

Felicitas dijo...

Me alegro mucho, Marian. ¡Feliz dia de nuestra querida Madre del Cielo!
Un abrazo, preciosa

Maria dijo...

¡Querida Felicitas, muchas gracias! ¡Qué maravilosas palabras!

Así sea! Me uno a tu oración y Dios te bendiga.


Un fuerte abrazo. ♥


Felicitas dijo...

Gracias, María. Unidas en la oración y el amor del Señor, que nunca falla.
Un fuerte abrazo, linda.

Marian dijo...

Solo pasé a desearte feliz día del Señor.

Me encantan tus palabras;QUERIDA MAMÁ...

Un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

es que es nuestra verdadera Mamá, que nos lleva místicamente en su Corazón Inmaculado hasta cuando nos da a luz, en el Cielo del Señor.
Gracias por tu cariño, querida Marian. Un fuerte abrazo, hermanita.

dijo...

Amén.

'es nuestra verdadera Mamá, que nos lleva místicamente en su Corazón Inmaculado hasta cuando nos da a luz, en el Cielo del Señor.'

Amén.

Felicitas dijo...

un gran misterio de predilección divina el de Santa María, siempre orientado a una mayor gloria de Dios y para bien de toda la humanidad. Nuestro hermano mayor San Luis María nos reveló este secreto maravilloso y en silencio admirativo debemos contemplarlo y dejarnos empapar por él.
Un abrazo fraterno.