21 feb. 2017

Mamá



renuevo hoy mi consagración a tu Inmaculado Corazón, para ponerme, de nuevo, en tus manos. Aquí me tienes, Mamá. Confío en ti. Fiat.

3 comentarios:

dijo...

¡Viava Mamá!

Abrazo emocionado.

ven dijo...

Yo también me pongo en tus manos mamá, ayúdame, abrázame, gracias, un fuerte abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

¡Sí, que viva para siempre! a menudo solo en el dolor recobramos la antigua fidelidad al amor recibido. Es una gran gracia.
Un abrazo fraterno.

Ya somos muchos, querida hermana, que deseamos vivir bajo el manto inmaculado de Santa María. ¡Qué alegría!
Un abrazo fraterno