9 feb. 2017

En Tí esperaré



descansando en mi lecho, la luz apagada, debajo de mi manta, tranquila espero tu Visita, Señor.



 
en mi trabajo diario, cuando olvido el paso del tiempo, mi alma te espera y ansía, Señor




cuando estoy con mis hermanos, les escucho y hablo, cuando rio y cuando lloro, te espero Señor.




cuando duermo y no me entero del paso del tiempo ni del espacio, mi alma volar quisiera hacia Ti.


En bonanza y adversidad, solo Tú eres mi Salvación, mi Torre segura, mi buen y fiel Señor.

6 comentarios:

Maria dijo...

¡Precioso! Yo también te espero Señor! Ven a mi corazón.


Gracias Felicitas. Unidas en oración

dijo...

Completas ayuda a ese Encuentro en ese Océano de Misericordia que nos rodea... en bonanza y adversidad esa Torre Fuerte, Buena y Fiel a la que nos lleva la hermosa de Marfil. Abrazos fraternos.

Marian dijo...

Querida Felicitas: Me alegro de tu regreso.

Sabes que no entro todos los días al blog.

Precioso tu post!! ¡Señor! Yo te espero vehementemente, ¡te necesito!.

Un fuerte abrazo.!!

Felicitas dijo...

Amén, querida María, amén. Unidas en la oración. Gracias.

Preciosa poesía te brota, hermano. La Hermosa de Marfíl, mi refugio preferido, refugio de pequeños y necesitados. Un abrazo fraterno

No te preocupes Marian. Cada uno hace en libertad lo que conviene más. Esa vehemencia tuya será vencida por la Vehemencia Suya. No te quepa duda alguna. ;)
Un abrazo, linda

ven dijo...

Sólo en Dios descansa mi alma, y en ÉL espera, gracias, por este bello compartir, La confianza en Dios ofrece la certeza de encontrarlo, de recibir su gracia, y en ello se basa la esperanza de quien cree , Gracias, un fuerte abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

así es querida hermana. Unidas en su Divino e infinito Amor.
Un abrazo fraterno.