2 ene. 2017

Tu Palabra encarnada






Pronuncia tu bella Palabra encarnada en el fondo de mi alma
para que su Eco resuene en las paredes de mi corazón ya por siempre,
su sola Presencia parece imperceptible, más ES en ti y en mí.

Padre Bueno, tu Ser es mi casa, pequeña morada me hiciste en Tí,
y a todos acoges, si aspiran a Ti. Su Sangre nos sana,
sus Heridas nos perdonan, tu Hijo en Ti y por Ti en mi, en él y ella, en todos.

Pronuncia tu bella Palabra encarnada, ascendida a tu diestra,
y ven a salvarnos de nuestra soberbia, que todo lo sabe mejor.
Palabra sanante, purificante, santificante, divinizante. Amén.

7 comentarios:

Rosa Tequendama dijo...


Que bella poesía y cuanta sabiduría encuentro en sus versos.

Feliz año nuevo querida amiga.

Rosa

Maria dijo...


"La PALABRA se hizo carne y puso su morada entre nosotros"

¡Precioso hermana!


Un fuerte abrazo y Santo y felíz año Nuevo




Felicitas dijo...

¡Me alegro mucho, querida Rosa, feliz y santo año nuevo!
Abrazos fraternos

sí, María, cuando Le veamos con nuestros ojos, no habrá ya llanto, ni pena.

Abrazos fraternos

Marian dijo...

¡Feliz y Bendecido año hermana!

Mis mejores deseos para ti y tu familia.

¡La Palabra se hizo Carne y puso Su Morada entre nosotros.

¡Bendito sea.!

Un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

¡Muchas gracias, querida Marian, lo mismo deseo para ti hermana!
Bendito sea, sí, por siempre nuestro amado Hacedor y Salvador.
¡Un abrazo, querida!

ven dijo...

“La Palabra de Dios es la luz verdadera que necesita el hombre” esa palabra hecha carne, sanante, purificante, santificante, divinizante. Gracias hermoso compartir, un gran abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Gracias a ti hermana, un abrazo fraterno