1 dic. 2016

Canta mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador,
porque miró la pequeñez de su esclava.


6 comentarios:

ven dijo...

Gracias, que podamos ser un canto de alabanza al Señor, en todo momento de la vida, gracias un abrazo fraterno.

Fernanda dijo...

Qué maravillosos paisajes nos regalas, querida amiga. Y tus palabras, tan sentidas y elevadas como sencillas, te nacen del alma.
Te echamos de menos tus amiguitas, a ver si te pasas por el blog.
Besitos!!

Fray Rodolfo de Jesús Chávez Mercado O.Carm dijo...

Amén y mil gracias por dejar sus bendiciones y versos en mi página.
Que la gracia de Nuestro Padre Dios la fortalezca, y que Nuestra Madre María, siga enseñandonos el verdadero valor de la humildad y la contemplación.

Abrazos, Fray Rodolfo de Jesús O.Carm.

dijo...

Magnífica cumbre. Saludos fraternos.

Rosa Tequendama dijo...


Una bella entrada en honor a la Virgen María.

Saludos.

Rosa

Felicitas dijo...

Eso es, hermana, que podamos serlo de ahora hasta la eternidad. Un abrazo fraterno.

Hola preciosa, vuelvo, vuelvo al rinconcito de las buenas amigas, con mucho cariño.
Un abrazo, besitos.

Muchas gracias, Fray Rodolfo de Jesús, gracias a ti por tu total entrega al Amor de Jesucristo.
Que Él lo sea siempre todo para ti.

Un abrazo fraterno

sí, son tan hermosas, como peldaños que conducen a la Vida. Saludos fraternos

Gracias, Rosa, un abrazo fraterno.