26 nov. 2016

Voluntad de Dios



Jesús: Me das la mayor gloria a través de la paciente sumisión a Mi Voluntad, y te aseguras méritos tan grandes que no alcanzarías ni con ayunos ni con ningunas mortificaciones.

Has de saber, hija mía, que si sometes tu voluntad a la Mía, atraes sobre ti Mi gran Complacencia; este sacrificio me es agradable y lleno de dulzura, en él tengo complacencia, él es poderoso (Diario 904).




Sor Faustina: El Señor me ha dado la luz de un más profundo conocimiento de Su Voluntad y al mismo tiempo del total abandono a esta Santa Voluntad de Dios.

Esta luz me ha fortalecido en una paz profunda, dándome a comprender que no debo tener miedo de nada menos el pecado.

Cualquier cosa que Dios me envíe, la aceptaré con una total sumisión a su Santa Voluntad.

Dondequiera que Él me ponga, trataré de cumplir fielmente su Santa Voluntad y todo lo que le agrade, aunque esta Voluntad de Dios fuera para mi dura y pesada (Diario 1394), porque es para mi la Misericordia misma (comparar Diario 1552).





Santa Faustina, alcánzame la gracia de cumplir con fidelidad la Voluntad de Dios, siempre y en todo lugar para que con esto exprese mi plena confianza y gozoso abandono en Dios.

4 comentarios:

Maria dijo...

Así tenemos que vivir nosotros...igual que Cristo que lo único que hizo es hacer la voluntad del Padre. ¡Santa Faustina ruega por nosotros!

¡Felíz y santo Adviento hermana!

ven dijo...

La perfección consiste en hacer su voluntad, en ser lo que él quiere que seamos. Gracias, un fuerte abrazo fraterno , ¡Feliz adviento! que Dios la bendiga y a todos los suyos.

Marian dijo...

Me das la mayor gloria a través de la paciente sumisión a Mi Voluntad, y te aseguras méritos tan grandes que no alcanzarías ni con ayunos ni con ningunas mortificaciones.

¡Ayúdame Dios mio! a cumplir en todo momento y circunstancia
Tu Santa Voluntad.

¡Que hermoso, hermana!

¡Feliz y Santo Adviento!

Un abrazo inmenso.Unidas en la oración.

Felicitas dijo...

Igualmente, María, que Su Santo y Divino Proyecto de Amor se cumpla en ti indefectiblemente. Un abrazo fraterno.

Oh sí, hermana, caminamos en esa dirección. Ayúdame a avanzar.
Un abrazo fraterno.

Ayudémonos mutuamente Marian, con palabras, consejos y compartiendo Luces y Amor.

Feliz y santo Adviento, querida.

Unidas en el Amor del Señor.