22 nov. 2016

La humildad




Jesús:     “No en los grandes palacios ni en las espléndidas instalaciones, sino en el corazón puro y humilde me complazco (Diario 532). Los torrentes de mi gracia inundan las almas humildes. Los soberbios permanecen siempre en pobreza y miseria, porque mi gracia se aleja de ellos dirigiéndose hacia los humildes” (Diario de Santa Faustina Kowalska 1602).

Sor Faustina:     “Oh, qué bella es un alma humilde. (…) A tal alma Dios no niega nada; tal alma es omnipotente, ella influye en el destino del mundo entero; a tal alma Dios la eleva hasta su trono y cuanto más ella se humilla tanto más Dios se inclina hacia ella, la persigue con sus gracias y la acompaña en cada momento con su omnipotencia. Tal alma está unida a Dios de modo más profundo” (Diario de Santa Faustina Kowalska 1306).

Santa Faustina, alcánzanos la gracia de la humildad verdadera para que acojamos de verdad al Señor en nuestro corazón, sin ningún tipo de reserva, confiándonos a sus Manos como el niño pequeño se abandona feliz en las manos de sus padres, alegrándonos de nuestra total dependencia de un Dios tan Bueno, tan Amor.

7 comentarios:

Maria dijo...


Sigue purificando mi corazón Señor, porque de esta manera me alcanzaras la verdadera humildad para amarte si obstáculo...


¡Bello día hermana!

Marian dijo...

Abre los ojos de tu alma, y considera que no tienes nada tuyo de que gloriarte. Tuyo sólo tienes el pecado, la debilidad y la miseria; y, en cuanto a los dones de naturaleza y de gracia que hay en tí, solamente a Dios, de quien los has recibido como principio de tu ser, pertenece la gloria.

¡De que voy a gloriarme Señor mio! Todo es tuyo, yo soy la nada, Tu eres mi todo.!! YO SOY EL QUE SOY.!!

Gracias Felicitas!!

Un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

amén, María, yo lo pido contigo también. Un abrazo, hermana

Oh, sí, Marian, así es , todo es gracia, y sólo Él Es realmente... y nosotros en su Amor, por su infinita Misericordia.
Un abrazo, linda.

Fernanda dijo...

¡Qué bonita música, querida amiga! Tienes un gusto exquisito... ¿Es Bach?
Abandonados al destino que nos confeccione nuestro Padre.
Besitos!!

dijo...

¡Que nos la alcance a todos! Sin reservarnos nada, confiados. Me ha gustado mucho la entrada,flecha certera. Saludo fraterno.

ven dijo...

La humildad es el gesto de una continua muerte interior para que Cristo viva en nosotros". Gracias, un abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Querida Fernanda, me alegra mucho que te guste la música que suena, es Albinoni, un autor que me encanta, por la alegría y el ánimo que trasluce en su música. Sí, preciosa, abandonados en Sus Manos Divinas que nos cuidan cada dia. Besitos!!

tienes toda la razón, querido amigo, siempre el nos por delante del yo. Gracias por recordármelo. Me alegro que te haya gustado la entrada. Santa Faustina y Jesús Misericordioso nos guarden a todos. Saludos fraternos.

Oh sí, querida Ven, cuánta razón tienes, y mientras morimos al yo, somos despertados al nosotros en Cristo. Un abrazo fraterno.