27 nov. 2016

Ad Viento

Elías sabía escuchar el leve rumor de la brisa divina que pasa y llama...

Quiero esperar,

quiero confiar,

quiero estar cierta,

de que me amas infinitamente, constantemente, en toda circunstancia y situación.

Acercar mi oído al susurro de tu santo Espíritu que suavemente se deja oír por aquel que desecha los grandes ruidos, las grandes vanaglorias, las pompas y espectáculos del mundo...

AdViento, al lado del Divino Susurrador, que es Luz Viva y rescata, sana y redime.

Amén.

4 comentarios:

Maria dijo...

Esa brisa Divina es el mismo Espíritu que habito a María tan llena de gracia.

Que en este Adviento nos dejemos también habitar por él!


¡Ven Señor Jesús!

Felicitas dijo...

amén, así sea, María. ¡Un abrazo!

dijo...

Sí, yo también quiero meditar esta entradica

Quiero esperar,

quiero confiar,

quiero estar cierto!!!

Saludos fraternos.

Felicitas dijo...

Amén.
Saludos fraternos