24 sept. 2016

Nuestra Señor de la Merced




San Pedro Nolasco, inspirado por la Ssma. Virgen, funda una orden dedicada a la merced(obras de misericordia). Su misión particular era la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes. Muchos miembros de la orden canjearon sus vidas por la de presos y esclavos. San Pedro fue apoyado en tan extraordinaria empresa por el Rey Jaime I de Aragón. 

San Pedro Nolasco y sus frailes eran muy devotos de la Virgen María, tomándola como patrona y guía. Su espiritualidad se fundamenta en Jesús el liberador de la humanidad y en la Ssma. Virgen, la Madre liberadora e ideal de la persona libre. Los mercedarios querían ser caballeros de la Virgen María al servicio de su obra redentora. Por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora.

En el capítulo general de 1272, tras la muerte del fundador, los frailes oficialmente toman el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, pero son mas conocidos como mercedarios. El Padre Antonio Quexal, siendo general de la Merced en 1406, dice: "María es fundamento y cabeza de nuestra orden".

El Padre Gaver, en el 1400, relata como La Virgen llama a S. Pedro Nolasco en el año 1218 y le revela su deseo de ser liberadora a través de una orden dedicada a la liberación.

San Pedro Nolasco pide a Dios ayuda y, como signo de la misericordia divina, le responde La Virgen María diciéndole que funde una orden liberadora.
San Pedro Nolasco: ¿Quién eres tú, que a mí, un indigno siervo, pides que realice obra tan difícil, de tan gran caridad, que es grata Dios y meritoria para mi?
María: Yo soy María, aquella en cuyo vientre asumió la carne el Hijo de Dios, tomándola de mi sangre purísima, para reconciliación del género humano. Soy aquella a la que dijo Simeón. cuando ofrecí mi Hijo en el templo: éste ha sido puesto para ruina y resurrección de muchos en Israel; ha sido puesto como signo de contradicción: y a ti misma una espada vendrá a atravesarte el alma.
San Pedro Nolasco: ¡Oh Virgen María, madre de gracia, madre de misericordia! ¿Quién podrá creer  (que tú me mandas)?
María: No dudes en nada, porque es voluntad de Dios que se funde una orden de ese tipo en honor mío; será una orden cuyos hermanos y profesos, a imitación de mi hijo Jesucristo, estarán puestos para ruina y redención de muchos en Israel (es decir, entre los cristianos) y serán signo de contradicción para muchos."

5 comentarios:

Marian dijo...

Madre de la Merced, redime nuestras esclavitudes!

¡Gracias Felicitas! Que alegría tu visita.!

Un abrazo. ¡Feliz y Santo fin de semana !

ven dijo...

Señor, enséñame a ser una pequeña maría en mi caminar diario amarte como ella te amo, servirte como ella te sirvió y ser verdaderamente tu esclava donde tu palabra se haga vida en cada momento del día, gracias, un fuerte abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Gracias a ti también, querida Marian! ¡por tu visita, por tu blog tan auténticamente evangélico! Feliz semana, ya, y un fuerte abrazo también para ti.


Eses deseo tan hermoso, estoy segura de que se cumple en ti, porque Mamá María siempre está contigo, y sintiéndote pequeña, Ella sabrá llevarte de la mano para que se cumpla en todo la santa y maravillosa Voluntad de Papá Dios. Un abrazo, querida.

dijo...

Ya en el S.XIII S.Pedro Nolasco señaló siempre a María Corredentora, Mediadora y Abogada...¡DE MARÍA NUNQUAM SATIS! Salgamos a vendimiar. Saludos agradecidos.

www.mercedarios.cl/mariadelamerced/FichasMariologicas.doc

Felicitas dijo...

Caramba, toda la devoción mariana entronca en el infinito Amor que Dios desde siempre le ha tenido y también en el amor filial que la diaria convivencia con Ella, nació en San Juan, difundiéndose entre sus discípulos y amigos, y en la naciente Iglesia. De Corazón Inmaculado a corazón de discípulo amado por Dios mismo.
¡cuántos tesoros!

Un saludo agradecido.