26 may. 2016

el Cuerpo y la Sangre de Cristo




Nuestro Señor, nuestro amado Señor Jesucristo, es un hombre lleno de afecto humano por todos los seres humanos habidos y por haber. Y nos ama tanto porque es verdadero hombre y verdadero Dios.
y porque Dios es AMOR.

Esa es nuestra Fe, nuestra Fe que nos llena de gozo cordial.

Nos ama tanto que después de dar su vida en pago por nuestras ofensas, y resucitar y ascender al Cielo, junto a la derecha del único Padre Bueno, se inventó la santa Eucaristía, para quedarse con nosotros, al mismo tiempo que está en el Cielo. Lo puede, porque es Dios.

En muchos lugares del mundo hoy se ha celebrado la fiesta de su Presencia real en el Pan y el Vino consagrados en las misas celebradas debidamente. Hoy es la fiesta de Corpus.
Si el Señor vive en el corazón del creyente, también está verdaderamente presente en la Sagrada Hostia y por eso le adoramos, le visitamos, oramos ante su Presencia eucarística, le rendimos nuestro homenaje de amor, le pedimos perdón por nuestras ofensas y confiamos en que por ser tan misericordioso, si nos arrepentimos de verdad, por amor a Él, nos perdona, nos sana, nos cura, nos purifica, nos santifica, nos salva y encima, por si fuera poco, nos hace hijos de Dios, partícipes de su misma naturaleza, y por ello coherederos con Jesucristo de todo cuanto el Padre tiene y es, en la medida que a cada uno de nosotros conviene, claro.

No cabe en cabeza humana y por eso nos cuesta tanto creer.
Por eso mismo tiene tanto valor el creer en Jesucristo.
El es nuestro Amor soñado, ese que nunca nos fallará.

6 comentarios:

ven dijo...

Cada vez que abro su blog, me encuentro con paisajes hermosos, que da paz,La fe confiesa el amor de Dios, origen y fundamento de todo, se deja llevar por este amor para caminar hacia la plenitud de la comunión con Dios. Gracias, por todo.

Felicitas dijo...

¡sí, querida hermana, qué dones tan grandes nos ofrece el Señor a todos! El misterio de iniquidad aún los vela, pero ya por poco tiempo...Confiemos mucho en Él y abandonémonos totalmente en su divina Providencia, su Plan para ti y para mí. Es el mejor, aunque con frecuencia no comprendamos. Gracias a ti, por tu cariño fraterno. Un saludo afectuoso

dijo...

¡Qué gran invento!

dijo...

Sólo Dios es Padrísimo.

Coincido con VEN, mucha paz y bien en su bello blog.
Saludos fraternos.

Felicitas dijo...

¡sí, qué gran invento! Es tan grande y milagroso, que muchos no lo creen... Y es que Dios siempre hace las cosas de manera que sea precisa nuestra fe, nuestra adhesión personal, sin comprender, porque lo que Dios quiere de mí no es que yo comprenda lo que hace, sino que le ame y confíe plenamente en Él.
¡Cuantas cosas no comprendemos! Pretender creer porque uno comprende a Dios, es un sinsentido, pero tantos lo pretenden...
Y es que el Señor entra por otra vía al corazón del hombre.
Por eso el Mandamiento number one es: Amaras....
y no comprenderás....
gracias a todos vosotros por visitarme y compartir conmigo vuestro sentir.
Un abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Esto de querer comprenderlo todo me lo digo principalmente a mí misma, porque desde muy pequeña siempre he querido comprenderlo todo, y sigo en ello, erre que erre, y el Señor con frecuencia me hace abnegar ese deseo natural de comprenderlo todo, para poder penetrarlo todo.
Me lo digo a mí y si os ayuda, mejor que mejor.
Un saludo fraterno a todos.