24 abr. 2016

La Jerusalén celestial





Amada alma, todo lo que tu corazón ansía, todos los sueños de amor, vida, paz y concordia entre los hombres se harán realidad en la Jerusalén celestial, en esa tierra nueva y ese cielo nuevo que os tengo preparados, y seréis felices al fin, como nunca llegasteis a serlo, porque Yo sé muy bien lo que precisáis para ello, me necesitáis a Mí, que soy vuestro Todo en todo, vuestro Dios hecho hombre, uno de vosotros, rechazado en el siglo presente hasta la muerte, viviendo el horror del desamparo más grande jamás vivido por nadie, más también resucitado a esa nueva vida que os he prometido tantas veces en la Santa Escritura, gozo y bien abundantes os tengo preparados, si decidís creerme, amarme y obedecerme por saber que solo Yo Soy.
Goza pequeña con esa esperanza cierta que os ofrezco a los que me queréis y os adherís a Mí con amor.
Mi mismo Amor os guía, Luz de vuestras vidas. Pasaporte de vida eterna.
Recibid ahora mi Bendición de hoy.

No hay comentarios: