4 abr. 2016

Imperceptiblemente

Pasos diarios,
sin darme cuenta, camino...
y más imperceptiblemente aún,
tu amplia visión,
como en rápidos flashes, aspiro.

Se cuelan tus cosas, Señor sempiterno,
como si fueran mías,
y al tiempo lo veo,
son tuyas, genuinas.

Ese mínimo lapso,
momento,
instante,
en el que adivino
tu Intención global
en los diferentes avatares
que no parecen contenerla,
más al paso del tiempo, la revelan.




No hay comentarios: