20 abr. 2016

Hay que ser una persona bien informada

Nos recomiendan estar siempre bien informados, porque sino nos perdemos lo importante de cada dia....


pues yo prefiero cierto alejamiento de todo aquello que se supone que un culto occidental ha de hacer, como por ejemplo, empaparse a diario de todo lo que se cuenta en los múltiples medios de comunicación....y acabar con la cabeza hecha un lío por todo cuanto se dice, se opina, se contradice, y se contra opina....

¿Tenéis certeza de que todo cuanto se nos presenta como noticiable, es primeramente:

¿CIERTO? ¿ No obedece a una manipulación interesada? ¿Cuánto de verdaderamente importante hay en todo lo que nos informan y avalanchan sobre nosotros de tantas formas?

¿No os sentiríais más libres no teniendo esa inapelable obligación de ser una persona bien informada?

De lo verdaderamente importante uno se entera, por lo que te dicen unos y otros, de manera que yo prefiero cultivar mi vida interior, mi unión con Jesucristo, atendiendo a todo cuanto Él me pide a diario, y , por lo demás, procurar llevar una vida de cara a Dios y serena, en paz y armonía con Dios, conmigo, con todas las personas que me rodean.

Cultivad vuestra vida interior, porque en ella se halla el Señor, que os susurrará en el oído toda acción que espere de cada uno, toda oración, todo pensar y decir, hacer y sufrir que Su Mano providente a cada uno otorgue. Todo cuanto Dios espera de ti, lo hallas en el interior de tu corazón. No andes tanto por fuera, y busca la soledad, estate en silencio y ayuna de ruidos, televisiones, etc. porque todo eso tan solo te impide ESCUCHARLE. A Dios, el Único que de verdad importa.

4 comentarios:

Marian dijo...

Cultivad vuestra vida interior, porque en ella se halla el Señor, que os susurrará en el oído toda acción que espere de cada uno, toda oración, todo pensar y decir, hacer y sufrir que Su Mano providente a cada uno otorgue. Todo cuanto Dios espera de ti, lo hallas en el interior de tu corazón. No andes tanto por fuera, y busca la soledad, estate en silencio y ayuna de ruidos, televisiones, etc. porque todo eso tan solo te impide ESCUCHARLE. A Dios, el Único que de verdad importa.

¡Que gran verdad Felicitas! Y que cansadas estamos de tantos información, mientras nuestra alma se distrae, se enfría con todos estos medios.
¡Gracias amiga ! Me ha encantado venir y leerte.( Me falta tiempo )
Un abrazo mu fuerte. Dios te bendiga guapa.

Felicitas dijo...

Gracias, querida Marian, no te preocupes por no venir. Sé que como buena hermana me quieres y yo a ti también. Me alegro mucho que estemos en sintonía. Un fuerte abrazo. Unidas en Su infinito Amor.

dijo...

Coincido con el trozo elegido por Marian. Resume muy bien estar a la escucha. Hermosa entrada de su bello blog.

No soy un robot.

Felicitas dijo...

estar a la escucha es nuestro principal trabajo diario, para poder andar recto. Un saludo.