22 mar. 2016

Martes Santo

Amada alma ora por esa intención y pide fuerza interior 
para él de tal manera que sienta mi Amor y mi Compañía
y Consuelo en todo su tormento, y así pueda dar 
testimonio de Mí ante las hienas sangrientas que 
lo martirizarán.
Orad por Él. Dios le asiste ya desde ahora.
Orad.
Amados, la malicia crece en todos lo frentes y los
hombres se deshumanizan cada vez más
volviendo a la Bestia sus rostros, y
envileciéndose hasta consumar toda perversión.
Orad mucho, vivid mi Evangelio y esperad en
Mí, porque verdaderamente sólo Yo puedo
auxiliaros en los momentos que vivís.
No os abandono, mi Santo Espíritu asiste a
todos mis mártires con el don de la Fortaleza
hasta extremos verdaderamente milagrosos.
Amados, necesito vuestra oración confiada en
mi Amor, mi Poder y mi Fuerza. Esta vida pasa.
La vida eterna os espera. Con esta persecución
ganaréis en valentía y decisión, oblaréis vuestras
vidas sin temor a los que matan y torturan el
cuerpo, pero no pueden perjudicar un alma
que se me ha entregado con amor y confianza.
Recibid todos mi Bendición de hoy.

No hay comentarios: