5 mar. 2016

Criatura nueva

Si alguno está en Cristo, es una criatura nueva, nos dice San Pablo en la lectura de este domingo.
Igual que el hijo pródigo que, después de zambullirse en el pecado y padecer sus consecuencias, halla de nuevo el amor y el perdón de su padre que tanto lo ama, y sólo por este amor queda renovado, como recreado, renacido por la gracia que le acoge y auxilia.
Todos nosotros hemos pecado, nos hemos alejado de Dios, buscando placeres y la propia voluntad en todo... y habiendo fracasado por causa de nuestro pecado, y habiendo pedido perdón al Señor, ahora, que nos hemos abierto a su Amor divino, hemos sido hechos criaturas nuevas, hijos en el Hijo, y Él ya ha vencido en nosotros, para nosotros, por nosotros y con nosotros. Si Él vence, yo venzo mi pecado, todo mi mal, en Él, con Él, por Él y para Él.
Mi fe ha de fundamentarse en esa férrea convicción de que Jesucristo ya ha vencido, y aunque yo no lo vea con mis ojos del cuerpo, porque estamos en el tiempo y aún no ha llegado el Dia del Señor,  los ojos de mi fe, sí lo pueden ver, si yo creo, de verdad.
Cristo ya ha vencido, y ha vencido en mí, por mí, conmigo y para mayor Gloria de Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo.
Vivamos, pues, de esta fe gozosa y llenemos de luz nuestros dias, amén.

No hay comentarios: