13 feb. 2016

Dios en ti y tú en Dios, por el amor

Toda la vida cristiana ha de vivirse y explicarse como una íntima amistad del hombre con las Personas divinas que habitan en él.

La oración, la caridad al prójimo, el trabajo, la vida litúrgica, todos los aspectos y variedades de la gracia creada, han de vivirse y explicarse partiendo de la gracia increada.

Esto es, de la presencia de Dios en el hombre, presencia constante, activa, benéfica, por la que la misma Trinidad santísima se constituye en el hombre como principio ontológico y dinámico de una vida nueva, divina, sobrenatural, eterna.

Es una verdad de Fe divina y Católica. 

Si alguno me ama... mi Padre le amará y vendremos a él y en él haremos mansión(Jn 14,23) 

Dios es caridad, y el que vive en caridad permanece en Dios, y Dios en él (1 Jn 4,16) 

¿No sabéis que sois templos de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?... El templo de Dios es santo y ese templo sois vosotros (1Co 3,16-17) 

¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios? (1Co 6,19) 

Vosotros sois templo de Dios vivo. (2Co 6,16) 

Guarda el buen depósito por la virtud del Espíritu Santo, que mora en nosotros (2Tim 1,14). 


Dice León XIII: 'Dios, por medio de su gracia, está en el alma del justo en forma más íntima e inefable, como en su templo;

Fuente:
EL CAMINO HACIA DIOS
www.iterindeo.blogspot.com

2 comentarios:

Escritos en tu nombre dijo...

Bellas frases de los evangeeelios y de la santa Iglesia. Gracias por tu visita y tus palabras.

Rosa

Felicitas dijo...

Gracias a ti también por tu testimonio de fe y amor en Blogger.
Un abrazo,
Feli