5 ene. 2016

Confía en Mí




que soy manso y humilde de corazón, y practica la Misericordia que Yo  comparto contigo en la oración y te haré feliz, aún en medio de tus penas. Porque sólo Yo sacio tu sed de Amor infinito.

2 comentarios:

pensamiento dijo...

Si eres verdaderamente pobre de alma, en tu vida sólo puede haber dos cosas: el presente que Dios te regala y una gran confianza. Gracias, y ¡FELIZ DÍA DE REYES! un fuerte abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Es cierto, Pensamiento, esa es la lección que el Señor con infinita paciencia me quiere dar hace algún tiempo, y debo ser muy pecadora porque me cuesta mucho hacerla mia...El insiste a diario y yo procuro vivirlo y hacerlo mio, aunque mi gran torpeza es impedimento... Pero creo, sí creo que Él lo logrará porque es más grande que mi pecado. Confío en Él y en sus mediaciones. Tú eres una de ellas. Muchas gracias. El te bendiga infinitamente, como hace siempre.
¡FELIZ DIA DE REYES! Un fuerte abrazo fraterno.
Gracias.