7 ago. 2015

Presente

Reduce su marcha el corazón,
pareciera que fuera a pararse...
ya no mira atrás recordando,
ha aprendido a vivir sin marcharse.

Y sube la exigencia de la vida,
lentamente te aprieta más las tuercas,
mientras caen  los apoyos y las cuerdas,
que formaban un fuerte baluarte.

Lento pasa el tiempo  ahora,
nuestro ayer : inalcanzable...
y el mañana siempre en lo incierto
de un misterio que nunca acaba...

hoy descanso porque es viernes,
y el deber quedó zanjado,
los pasos acelerados y el agua,
los desprecios y el cansancio...

Y entre todo perdura Tu Amor sempiterno,
que me espera y me abraza,
al despertar y al momento,
¡Esperanza!.... ¡Reposo para mi alma!

4 comentarios:

pleamar dijo...

Un hermoso poema de profundo sentir
Fuerte abrazo

Felicitas dijo...

Gracias, amiga. Un fuerte abrazo también para ti.

pensamiento dijo...

Nuestra vida presente es el crisol del cual saldrá nuestra vida futura. Gracias, un abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Así es, Pensamiento. El Señor todo lo hace bien. Gracias a ti. otro abrazo fraterno.