19 ago. 2015

Providencia del Dios Amor de Jesucristo

Dios es Amor.

Dios te ama infinitamente.

Desea que tú le ames y te confíes a su cuidado.

Si crees en Él, cuidará de ti y te dará todo lo necesario.

Sí así lo crees con fuerza y convicción, verás sus milagros de amor en tu vida.






Cuando vuelva el Hijo del hombre, ¿hallará fe sobre la tierra?




17 ago. 2015

No comprendo, pero creo

Doblar mansamente la cerviz ante la grandeza de Dios es un acto de humildad, que agrada mucho al Señor. Es reconocer la propia limitación ante la omnipotencia divina, es saberse infinitamente amado por Él y por ello confiarse del todo a sus manos de Padre Bueno, que siempre nos conducen a buen puerto.
Abandono mi limitada capacidad de entenderte a tus pies, mi Señor y confío del todo en Ti.


7 ago. 2015

Presente

Reduce su marcha el corazón,
pareciera que fuera a pararse...
ya no mira atrás recordando,
ha aprendido a vivir sin marcharse.

Y sube la exigencia de la vida,
lentamente te aprieta más las tuercas,
mientras caen  los apoyos y las cuerdas,
que formaban un fuerte baluarte.

Lento pasa el tiempo  ahora,
nuestro ayer : inalcanzable...
y el mañana siempre en lo incierto
de un misterio que nunca acaba...

hoy descanso porque es viernes,
y el deber quedó zanjado,
los pasos acelerados y el agua,
los desprecios y el cansancio...

Y entre todo perdura Tu Amor sempiterno,
que me espera y me abraza,
al despertar y al momento,
¡Esperanza!.... ¡Reposo para mi alma!

2 ago. 2015

Soy pequeña

Cómo me mortificó durante largos años ser como soy....
tan falible...
tan torpe...
con tantos defectos...
tan débil ...













Ahora me alegro de ello, porque Dios mismo, en la Persona de Jesucristo, se compadece de mi gran pequeñez y procura mi amistad y se convierte en mi Fuerza, mi Esperanza, mi Vida para siempre.
Sé que mi Padre de los cielos me ama y sabe que nada puedo sin Él, y por eso pone todo su Poder y su Amor a mi disposición, para que siempre pueda hacer el bien que Él espera de mí.






Soy pequeña y mi Grande me protege. Tengo mucha suerte. ¿Quieres tú también ser su pequeño?
Confia y ama a tu Señor. Él se ocupa de ti, se ocupa de todo.