18 jun. 2015

Woonbo Kim Ki-chang, pintor coreano












El pintor coreano Woonbo Kim Ki-chang pintó durante la Guerra de Corea (1950-1953) una serie de escenas de la vida de Cristo, utilizando el estilo clásico de acuarela coreana y con trajes y escenarios típicos del país. 

Hoy más del 10% del país es católico y es el país con más porcentaje de católicos conversos y de bautizados adultos del mundo, pero en los años 50 los cristianos en Corea eran muy pocos. Woonbo Kim Ki-chang pintó unas 30 acuarelas en un año.

“Yo estaba rezando por un rápido final de la guerra y una paz unificada, y trabajar con el pincel suavizaba mi mente sufriente”, diría el artista. 

Por desgracia, no hubo paz unificada, y medio país está hoy bajo el yugo ultra-comunista de la ideología juche en Corea del Norte, que prohíbe toda religión excepto el culto al líder.

El pintor Kim murió en 2001, pero sus acuarelas se expusieron conjuntamente en Seúl en 2013.

En las escenas que hemos seleccionado, la Virgen aparece como una joven en los momentos de la infancia de Jesús y una noble señora en los de la Pasión. Pese a la simplicidad del trazo, es capaz de expresar serenidad en momentos hermosos y dolor en los momentos duros. Esta es una María con ojos coreanos.

( http://www.carifilii.es )

11 comentarios:

pensamiento dijo...

Lo primero que captamos del misterio de Dios no es la verdad, sino la belleza. Gracias, hermoso compartir.

Felicitas dijo...

sí, el amor por la belleza es una constante en mi vida. Gracias.

pensamiento dijo...

Amar a Jesús, vivir su vida en nosotros, vivir nuestra vida en la suya. Eso es contemplación.

Felicitas dijo...

¡Qué buena noticia tan hermosa!
Alegrémonos que la Alegría divina nos habita y ama.

pensamiento dijo...

El alma es un vaso que sólo se llena con eternidad. Un abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Es cierto. Eso es muy cierto. Dios te guarde.

pensamiento dijo...

Nunca estamos solos. Ese otro que camina contigo es Dios. Un abrazo fraterno, un buen día en el Señor.

Felicitas dijo...

sí, Cristo Dios es mi corazón más profundo, mi lugar de reposo y consuelo, mi estancia más genuina, aunque con frecuencia no lo visite... Sé que Él siempre me espera con su Perdón misericordioso y su Omnipotencia amorosa. Me libro totalmente a Él. Toda mi mediocridad en sus divinas manos, mi impotencia extrema, todo.
Un abrazo fraterno en su santo Corazón.
Gracias.

pensamiento dijo...

cuando el Señor quiere para sí un alma, tienen poca fuerza las criaturas para estorbarlo. Que Dios sea contigo, un abrazo fraterno.

Fernanda dijo...

Ay, amiga hay tanta oración que dedicar para que la libertad reine es este tipo de países con regímenes políticos tan atroces. Qué penita que esta gente aún hoy no pueda expresarse libremente en su culto a Dios.
Las acuarelas son tan originales como bellas, gracias por traernos este tesoro.
Besitosss!!

Felicitas dijo...

Ojalá se cumpla eso que dices también en mí. Ojalá.... Un abrazo fraterno, Pensamiento.

Tienes razon, querida Fernandita, pero debemos confiar en el Poder infinito del Dios del Amor, para que pronto todo se vea revestido de su Belleza, su Armonía, todo, incluso las peores cloacas de este mundo actual.... Un fuerte abrazo, querida amiga.
Besitososos!!!!