25 abr. 2015

Espíritu Santo


como un agua que nunca deja de manar,
un agua que sana toda dolencia
un agua que fluye y llena
de paz el corazón humano
y suscita un gozo interior
que nada de aquí puede igualar



13 abr. 2015

Vida

Avanzamos, lentamente, casi imperceptiblemente ...
Siempre vivimos en el presente, y en eso nos parecemos a Él ...

El pasado, no volverá, el futuro aún no es,
mi presente es ahora y ahora mismo ya se fue ...

andamos, con Él, abandonados en su manos,
confiando  que, aún siendo pecadores,
Él consigue transformarnos en hermosas flores.

Tu Poder es infinito y está al servicio de tu Amor,
¡Disemínate en nosotros, para llegar por doquier!
Toma cuerpo, alma y sangre, para encarnarte aquí,
y salvar a otros tantos que no saben nada de Tí.

Somos cristos en el Cristo, su Espíritu tiene Poder,
es su Gracia omnipotente, la que nos hace crecer,
en amor y en paciencia, sabiduría y entender,
y su Paz tan duradera ya invadió nuestro ser.

Damos gracias al Altísimo,
por ser siempre como es,
invencible,  y clemente,
tan tendente a comprender.
Tan atento con los que le aman,
tan sorprendente alguna vez,
es Quien vive por sí mismo,
y es el Agua que apaga toda sed.

11 abr. 2015

Oración de Santa Faustina Kowalska para ser misericordioso






Oh Señor, deseo transformarme toda en Tu misericordia y ser un vivo reflejo de Ti.
Que este supremo atributo de Dios, es decir su insondable misericordia,
pase a través de mi corazón al prójimo.

Ayúdame, oh Señor, a que mis ojos sean misericordiosos, para que yo jamás recele
o juzgue según las apariencias, sino que busque lo bello en el  alma de mi prójimo y acuda a ayudarla.

Ayúdame, oh Señor, a que mis oídos sean misericordiosos para que tome en cuenta
las necesidades de mi prójimo y no sea indiferente a sus penas y gemidos.

Ayúdame, oh Señor, a que mi lengua sea misericordiosa para que jamás hable negativamente de mis prójimos sino que tenga una palabra de consuelo y perdón para todos.

Ayúdame, oh Señor, a que mis manos sean misericordiosas y llenas de buenas obras para que sepa hacer sólo el bien a mi prójimo y cargue sobre mí las tareas más difíciles y más penosas.

Ayúdame, oh Señor, a que mis pies sean misericordiosos para que siempre me apresure a
Socorrer a mi prójimo, dominando mi propia fatiga y mi cansancio. (...)

Ayúdame, oh Señor, a que mi corazón sea misericordioso para que yo sienta todos
Los sufrimientos de mi prójimo (...)




¡Jesús en Tí confío!


5 abr. 2015

Jesucriste vive




Sabemos que no quedó sepultado para siempre.
Sabemos que volvió a la vida, a una vida nueva 
y superior para no morir ya nunca más.
Eso creemos y a eso aspiramos, porque El es el primero entre muchos, 
entre todos aquellos que creen en su Palabra y conviven  en armonía en su Iglesia.
Más a todos ofrece su vida plena sin fin. 
¿Deseas aceptarla?
¡Feliz y santa Pascua a todos!

4 abr. 2015

Silencio de Jesucristo.

Esperanza, bella dama que anima la noche de los tiempos,
el silencio más agudo es el del sepulcro sagrado
y en silencio acaece  lo más grande jamás habido.

En silencio, concibió la Inmaculada.
En silencio y soledad Le dio a luz.
En silencio y discreción, vivió 30 años junto a sus padres terrenos.
3 años rompió el silencio, para proclamar la Palabra que sana y salva

Y al silencio divino volvió, durante toda su pasión. Silencio que era unión de amor con el Padre, aún en medio del tormento...
Y al silencio de la muerte, le siguió el silencio de la tumba, y en silencio, resucitó. 
Y en silencio, ante el mundo que nada supo y nada quiere saber, subió al Padre.
Benditos silencios, en los cuales el Altísimo ha hecho TODO NUEVO.