19 mar. 2015

San José, el padre de Jesús



La paternidad es una forma elevada de amor humano


en la que se está dispuesto a hacer cualquier sacrificio por el ser amado




hasta dar la vida lenta- y perseverantemente, hasta el fin. Un amor muy parecido al del Señor.
Un buen amor.

9 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Precioso lo que has escrito en un día tan especial para la Iglesia y para los humanos. Gracias Felicitas. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

pensamiento dijo...

El que no lleva la belleza dentro del alma no la encontrará en ninguna parte. Gracias, un buen día en el Señor.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, Pepe. Un fuerte abrazo, hermano.
La boca habla de lo que abunda el corazón. Feliz domingo!

pensamiento dijo...

Amar es el principio, amar es la fuerza, amar es el método. Gracias.

Felicitas dijo...

Amar, contra viento y marea, con la gracia de Dios. Gracias a ti.

pensamiento dijo...

Muchas, gracias. hermana, por su sencillez, que Dios la bendiga, un abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Gracias también a ti, Pensamiento. Me haces mucho Bien. Feliz y santo fin de semana.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Amor...
Amar..
Amarse...
Amando...
Sin apegos...
Sin condicionamentos...


Un abrazo.

Felicitas dijo...

El auténtico amor condiciona tanto que compromete de por vida.
Un saludo cordial