29 nov. 2014

Súplica confiada en tiempos de prueba

El salmo 79


Pastor de Israel, escucha,
tú que te sientas sobre querubines, ¡resplandece!

¡Despierta  tu poder y ven a salvarnos!
¡Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro sobre nosotros y nos salve!

Sacaste una vid de Egipto, y la trasplantaste;
le preparaste el terreno, y echó raíces hasta llenar el país.;

su sombre cubría las montañas,
y sus pámpanos, los cedros altísimos;

extendió sus sarmientos hasta el mar,
y sus brotes hasta el gran río.

¿Por qué has derribado su cerca
para que la saqueen los viandantes,
la pisoteen los jabalíes
y se la coman las alimañas?

¡Dios de los Ejércitos, vuélvete!
mira desde el cielo, fíjate,
ven a visitar tu viña,
la cepa que tu diestra plantó
y que tú hiciste vigorosa.

Que tu mano proteja a tu escogido,
al hombre que tú fortaleciste.



No nos alejaremos de ti:
danos vida, para que invoquemos tu nombre.

¡Señor Dios de los ejércitos, restáuranos,
que brille tu rostro y nos salve!

12 comentarios:

pensamiento dijo...

Hemos de estar despierto para la llegada del señor, que ÉL sea su única meta, Feliz tiempo de Espera del Señor.

Felicitas dijo...

Igualmente, Pensamiento. Estemos despiertos y atentos a su llegada.
Gracias.

pensamiento dijo...

Adviento,es una fuerte llamada a estar alerta. Porque el Señor viene, quiere venir a mi vida, a ofrecerme un plan, a encender mi esperanza, a despertar todas mis capacidades para el bien y el amor. un abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

Es cierto. El Señor tiene el mejor plan para mí, para todos nosotros. Y Él siempre quiere que estemos contentos, porque nos ama tanto, que vive en lo más profundo de nuestro corazón, haciéndonos compañía perfecta para nuestras vidas mortales.
El Señor despierta lo mejor en nosotros, para que podamos darle el 100%. ¡Que así sea!!
Gracias.
Un abrazo fraterno.

martina dijo...

¡Feliz Adviento!

Felicitas dijo...

¡igualmente, Martina!
Un abrazo.

Andreas dijo...

Grüß Gott, Felicitas ... und herzlichen Dank für die Grüße, die ich gerne erwidere! Einen schönen Advent!

Felicitas dijo...

Grüß Gott, Andreas.
Danke, gleichfalls.

pensamiento dijo...

El único camino es la espera en los brazos de Dios. Gracias.

Felicitas dijo...

Ese es el camino, ciertamente. Lo que pasa que nos cuesta, por nuestra naturaleza corporal, el vivir sólo de fe y esperanza, más es un aprendizaje necesario y, con la gracia de Dios, posible.
Un abrazo fraterno, Pensamiento.

pensamiento dijo...

La ofrenda más aceptable por Dios mismo, proviene de un corazón agradecido y lleno de alegría. Muchas gracias por su sencillez.

Felicitas dijo...

Muchas gracias por tu sincera amistad bloguera. Me haces mucho bien.