7 nov. 2014

Primer viernes de noviembre, dedicado a desagraviar al Sagrado Corazón de Jesús



Habla con Él.
Dile que le amas.
Verás qué cosas tan hermosas te dice, 
desde su divina morada, 
en el fondo de tu corazón creyente.
Es nuestro Dios Amor hecho hombre.
Crucificado, muerto y resucitado para 
darnos su Vida eterna.
Una vida plena no asusta a nadie.
Dale tu sí, tu confianza y 
verás auténticos milagros en tu vida.
Ten fe y confianza.
Ten ánimo.
Espera en Él.
Amén.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí!!!


Azmara

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Estás en la línea de lo que Le pidió a santa Faustina, poner el lema " Jesús, en ti confío". Creo que apostolado de Misericordia requiere este grado de entrega que permita realmente confiar, si me fío, si creo en Su Palabra, espero en Él. Voy a meditar esto que escribes a la tarde junto al Jefe. Un abrazo.

Felicitas dijo...

¡Oleee, Azmara!!
Un abrazo, linda.

Me alegro de lo que me dices, Nip. Seguro que las palabras del Jefe te darán consuelo y fuerzas para poder con todo.
Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Preciosa Oración Felicitas, con ella siento cómo nos acercas a Dios. Gracias de corazón y que Él te bendiga. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.
@Pepe_Lasala

Fernanda dijo...

Jamás había leído palabras tan exactas que definan nuestra relación con Cristo....Simplemente maravillosas.
Besitosos!

Felicitas dijo...

Gracias, Pepe, lo mismo te digo.
Un abrazo fraterno.

¡Eso es amor... de hermana! Querida Fernandita, me alegro que te haya agradado.
¡Besitososos!!

pensamiento dijo...

Cuanto más de Cristo tenemos en nuestros corazones, menos espacio tenemos para nosotros mismos.

Felicitas dijo...

Cuanto más en la Presencia de Cristo ando, menos me preocupo de mí y más pendiente estoy de su santa Voluntad.
Gracias.

Marian dijo...

Que hermoso hermanita...Veo como te trabaja el Espíritu...Demos gracias a Dios.Dejemos nos hacer por EL, es lo único importante en la vida.
He estado de retiro. Besos.
Dios te bendiga. ¡¡Gracias !!

Felicitas dijo...

¡Qué bueno, Marian! El Señor hace tanto bien durante los retiros espirituales...Dejémonos trabajar por el Señor, que su Amor llena el cosmos entero.
Un fuerte abrazo.
Besitos.