23 nov. 2014

Jesucristo Rey del universo


Yo soy el que soy.


Un Rey que se hace pequeño, indefenso y niño.
Ese es nuestro Rey y nuestro Dios.

Sí, el que ha creado el cosmos:



Enmudecemos ante semejante obra de grandeza. 
Y nos rendimos ante Él,
porque somos nada,
flor de un día,
mas nos ama infinitamente.
Tuyos somos.
Fiat, Señor.



10 comentarios:

Cristina A dijo...

Si grandes son tus obras Señor y qué es el Hombre para que te fijes en él...
Hermoso poema profundo , esperanzador.
Un abrazo
Cristina

Felicitas dijo...

Hola Cristina, es tan asombroso que nos ame con tanta entrega, con tanta intensidad...
Gracias por tus amables palabras.
Un abrazo, linda.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Me entusiasma tu certera visión del niño Rey. Un abrazo.

Felicitas dijo...

¿¡qué haríamos los pequeños si sólo viéramos sus fantásticas creaciones cósmicas?!
Nos sentiríamos tan apabullados que ni la cueva más negra nos serviría para huir de tan inmenso Señor...
¡Pero, nos ama!
Lancémonos, entonces, a sus brazos.Él sabe todas las cosas. Y es nuestro Papá bueno.
Un abrazo, Nip.

pensamiento dijo...

Sólo Dios basta, y todo lo que necesitamos, gracias.

Felicitas dijo...

así es, Pensamiento, aunque a veces no nos demos cuenta.
Gracias a ti.

pensamiento dijo...

Vale más la mitad con Nuestro Señor que todo sin Él.

Felicitas dijo...

Es cierto, Pensamiento.
Siempre nuestro Dios en primer lugar. Siempre. Porque sólo Él nos salva y ama con poder divino.
Un saludo.

PEPE LASALA dijo...

Rey de Reyes, a Él nos debemos. Precioso felicitas. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.
@Pepe_Lasala

Felicitas dijo...

Gracias, Pepe. Lo mismo para tí y los tuyos. Dios te bendiga!
Un abrazo.