14 oct. 2014

Pensando en voz alta

Caminas hacia la eternidad.
Parece que esta vida dura mucho...
Más cuando miras hacia atrás,
Toda flor marchitó, el dolor ya cesó,
la esperanza se mantuvo,
anidada en el corazón,
y al unísono con ella,
el amor creció,
y la fe se afianzó.

Los tiempos vuelan,
los hombres se angustian
y no saben por qué.
Les robaron la fe, la confianza y el amor.
Ni lo saben ni lo ven
ni lo quieren escuchar.
Su Poder es supremo,
y su Amor omnipotente,
oraremos cada dia,
para salvarlos de su presente.

Buenos amigos permanecen,
a la espera de tus Palabras,
sufren, aman y padecen,
estrechuras y patrañas,
sólo Uno nunca pasa,
es tu Amigo del alma,
búscale sin descanso,
que viene pronto y te salva. Amén.

9 comentarios:

pensamiento dijo...

Es mejor no buscar nada, pues el Señor nos va dando a medida de nuestra necesidad los manjares que Él ve convenientes.

Felicitas dijo...

Tienes razón, Pensamiento, más esa actitud que describes requiere un perfecto abandono de uno mismo y de todo en las santas y amorosas manos del Señor. Una confianza inmensa en su divina Misericordia.
Al presente, aún no consigo vivir así, pero seguro que me encomiendas para que lo alcance, por su gracia.
Gracias.

pensamiento dijo...

Sólo en el silencio el hombre logra escuchar en lo íntimo de la conciencia la voz de Dios, que verdaderamente le hace libre.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas.

¡¡Amén!!

Francamente esperanzado, en el clavo y muy teresiano. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Es cierto, Pensamiento, muy cierto.
Muchas gracias. Dios te premie tu caridad para conmigo.


Buenos días, Nip, me alegro que te guste, buen amigo. Santa Teresa siga intercediendo por nosotros, para que se cumpla en todo la santa Voluntad de Nuestro amado Señor Jesús.
Un abrazo.

pensamiento dijo...

La gratitud es expresión más genuina del amor a Dios, y además es la condición para que Dios nos conserve y multiplique sus dones. Si quieres recibir, agradece y pide. Buen fin de semana en el Señor.

Felicitas dijo...

Igualmente, Pensamiento. Procuraré ser siempre agradecida con Dios y con todos.
Un saludo cordial.

Fernanda dijo...

La confianza ciega en Él es lo único que nos salva, de ese modo veremos "milagros" en nuestras vidas, su mano oculta tras todo lo bueno que acontece...
Besitososs!!

Felicitas dijo...

es tan cierto, querida Fernanda, y tenemos tan poca fe y confianza en su Amor y su Poder...Pidamos que nos de la fe de los profetas, la fe de santa María que creyó lo inimaginable: la humanización del mismo Dios, en Jesús.
Besitosos!!