7 sept. 2014

Corrección fraterna

¿Cómo le diré yo a un hermano, muy versado en las cosas de Dios, que en algo concreto de su vida se está equivocando? Cuando la relación de amistad con alguien se fundamenta en el hecho que esa persona se considera mejor que tú, aunque aún no se haya dado cuenta de esto, ¿cómo querra aceptar esa corrección que nace del aprecio y tan sólo desea el bien del otro? ¿Sentirá que le desprecio por corregirle en algo?
Bueno, realmente no sé cómo reaccionará ese buen amigo, pero , en conciencia, debo decírselo:
Querido hermano, te falta prudencia en el trato con los demás.
No entro en detalle, porque esto es un blog público y con lo dicho ya hay para meditar lo suficiente.
La Gracia del Señor no nos falta nunca. Demos un paso hacia adelante.

4 comentarios:

pensamiento dijo...

la corrección fraterna es parte de la mirada de Dios, de su Providencia amorosa. Un feliz día, en las manos de María nuestra madre.

Felicitas dijo...

Igualmente, Pensamiento.
Gracias.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Sí, es cierto, a veces uno es temerario y en ello rompemos tantos cristales... que a ver luego quién y dónde pone uno el pie. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Menos mal que nos acompaña la Señora que también es Madre y nos aconseja en lo secreto del corazón.
Un abrazo.