23 ago. 2014

Eterno ahora

Aquí y ahora, el Señor está contigo, en ti, amándote y ayudándote en toda necesidad.
Su eterno presente irrumpe en mi vida y la transporta, en fe, a la vida de Dios, por el Amor.
Yo Soy es Amor y te tiene en sus divinas manos, como el mejor de los padres.
Somos uno en Él. Andemos hacia adelante confiados en su Presencia indefectible que nos guía hacia una vida renovada y plena. Amén.

10 comentarios:

pensamiento dijo...

Hemos de vivir el eterno presente, es lo único que poseemos este instante de nuestra vida, aquí y ahora, gracias.

Felicitas dijo...

El eterno presente de Jesús en nosotros por el Amor. Aquí y ahora, con Jesús y María. ¡Qué bueno!
Feliz domingo y gracias.

pensamiento dijo...

Cada uno de nosotros podría decir: "He oído su voz y me he decidido a buscarle".

Nuestra vida es un camino de oración y servicio, de trabajo y entrega, de tensión y distensión, de lucha y descanso.
Pero detrás de todo ello, como alma que da vida a todo, está el deseo de buscar y encontrar a Dios, de vivir a Dios, de vivir para Él, de Él y con Él.

Felicitas dijo...

Así es, Pensamiento. Él es todo nuestro fundamento. Y nosotros somos en Él por el Amor.
Gracias por venir.
Un saludo.

Marian dijo...

Querida hermanita: somos tan pequeñas!, es verdad. Y la humildad es la verdad...pero quiero profundizar en cosas concretas...No hablar de mi, si me ofenden, no defenderme...Quiero ver la humildad en su raíz.¡Gracias guapa! Unidas en EL.UN ABRAZO FUERTE.

pensamiento dijo...

Amar a Dios es servirle. Servirle en todo momento, en cualquier persona y en todo lugar. Que el reine en tu vida, gracias, hermana.

Felicitas dijo...

Te entiendo, Marian. Creo que Pensamiento te podrá ayudar mucho en eso. Con tu permiso, yo también iré escuchando vuestras conversaciones...jejeje
Un fuerte abrazo, linda.

¡Qué fuerte, Pensamiento! En la oración de esta mañana, justo eso de lo que hablas, lo he estado meditando! ¡Sopla, sopla, santo Espíritu, que estamos muy contentos contigo!
Muchas gracias. Un saludo fraterno.

Fernanda dijo...

Gracias, eran justo las palabras que necesitaba leer. Tienes un don maravilloso para llevar luz allí donde puede haber tinieblas...
Besitos!!

Felicitas dijo...

¡cómo me alegro, Fernanda! No sabes cuánto! ¡Un besazo para ti!!!
;)

xtobefree dijo...

¡Amén!