30 jul. 2014

Yo Soy el que soy

y vivo para siempre


y no halláis descanso más que en Mí

porque en Mí halláis la auténtica Vida


y el auténtico gozo



" Venid a Mí los que estáis cansados 
y agobiados que Yo os aliviaré.
Tomad mi yugo y aprended de Mí 
que soy manso y humilde de corazón.
 Y hallaréis descanso para vuestras almas 
porque mi yugo es suave  y mi carga ligera."

San Mateo, 11, 25-30

7 comentarios:

Rosario dijo...

"Yo Soy el que soy" preciosa entrada, gracias por compartirla.
Dios te bendiga.
Un abrazo.

Magda dijo...

Gracias por pasar por el blog
Felicitas!... Un abrazo fuerte desde Paraguay en el dia de la amistad!

xtobefree dijo...

Buenos días felicitas. Manso y Humilde de corazón,parece una referencia al Origen, Mansedumbre del espíritu Santo y Humildad de corazón de María. ël sabe que esta vida tiene carga y yugo y en verdad que la propuesta de vida que hace nuestro Salvador es ligera y llevadera, los que hemos visto otras alternativas lo sabemos, qué bien se circula por el sendero y qué seguros vamos. Las imágenes de la entrada son magníficas para darse el chapuzón en Él.Un abrazo.

pensamiento dijo...

"Una palabra habló el Padre -dice San Juan de la Cruz-, que fue su Hijo". Y esta Palabra siempre habla en el eterno silencio. Y en silencio ha de ser oída del alma.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, Magda! Otro fuerte abrazo para ti también, amiga!

Buenos dias, Nip. ¡Alegría de verte por aquí! me gusta la referencia al Origen que haces. Muy bonita.
Es cierto que los caminos de pecado nos complican la vida, a la larga, y nos llenan de esclavitudes dolosas. Todos, más o menos, hemos pasado por ello. El Señor, en cambio, es divinamente simple y siempre dice la verdad. No hay camino falso en Él.¡ Qué gran consuelo! ¡Al agua patos!! Un abrazo.

Gracias, Pensamiento, por esos lindos y profundos pensamientos que plasmas en mi blog. Todo lo de Dios es bello!! ¡Feliz jueves!

pensamiento dijo...

Quien busca a Dios nunca está menos solo que cuando está solo. Entonces puede vivir plenamente en su gozo. Todo es para Él. Goza de Dios en Él y de Él en Dios.

Felicitas dijo...

Esa soledad inicial que puede resultar dolorosa, si la buscas para encontrarle y te estás con él, acaba siendo gozo y paz para el corazón. Porque Él es nuestra paz y nuestro gozo divino. Gracias, Pensamiento.