2 jul. 2014

Un dia más


Acaricia el mar la inmensa arena,
sin parar la refresca y de vida la llena,
así tu Mano cada dia nos saluda,
ofreciendo a nuestro paso tu  bella Ternura.

3 comentarios:

pensamiento dijo...

Si creemos las palabras de Jesús, todos somos contemplativos en el corazón del mundo, porque si tenemos fe estamos continuamente en su presencia. Y recuerda No es valiente el que no tiene miedo, sino el que sabe conquistarlo. Gracias.

Felicitas dijo...

Contemplativos en el corazón del mundo... cierto. Continuamente en su Presencia... Conquistar el miedo... Gracias, Pensamiento.

pensamiento dijo...

La ofrenda más aceptable por Dios mismo, proviene de un corazón agradecido y lleno de alegría.