23 jul. 2014

Sencillos de corazón




Soy obra del alfarero divino.

Parte de mi camino de purificación y santificación es aceptarme tal y como Él quiso hacerme.

Soy, por dentro y por fuera, lo que Él, desde siempre, ha querido para mí.

Si no me acepto, pongo un gran impedimento a la acción del Espíritu Santo en mi vida, porque lucho a diario contra mí mismo y eso también proviene de mi pecado.

Los sencillos de corazón aprenden a aceptarse, con sus defectos y virtudes, ante Dios y así Él mismo puede irlos puliendo hasta conseguir santificarlos y divinizarlos a su gusto.

Señor, haznos mansos y humildes de corazón, como Tú mismo eres, para que puedas llevarnos junto a Ti, para siempre. Amén.

7 comentarios:

pensamiento dijo...

el camino de la santidad cada vez lo veo más sencillo. Más bien me parece que consiste en ir quitando cosas, que en ponerlas. Más bien se va reduciendo a sencillez que complicando con cosas nuevas.

Felicitas dijo...

Síiii!!!!! Ciertooooo!!!!
yo también creo que es así, Pensamiento. Quitar todo lo que impide el amor con Él y buscar todo lo que me une a su Amor misericordioso.
¡Qué bueno! ¡Gracias!

Marian dijo...

Querida hermanita: Voy a descansar unas semanas. Estaremos unidas en la oración. Un abrazo fuerte.¡Gracias!

Felicitas dijo...

Gracias a ti Marian, que el Señor te siga bendiciendo, que seguro que sí.
Unidas en la oración y en su Amor.
otro fuerte abrazo para ti, linda.
¡Gracias! ;)

Cristina A dijo...

Siempre me han gustado esas palabras de Jesús sed mansos y humildes de corazón....vengan a mi los que llevan pesadas cargas ....es maravilloso su amor, su entrega, su ayuda ...yo los aliviaré....me llena de gozo el alma...
Muy hermoso lo de hoy como siempre Felicitas
Un fuerte abrazo
Cristina

pensamiento dijo...

Dios se ha hecho uno de nosotros para que podamos estar con él, para que podamos llegar a ser semejantes a él.

Felicitas dijo...

Es cierto, Cristina, nuestro Dios es Amor y consuelo para el hombre errante sobre la tierra.
Un fuerte abrazo, linda.

Estar con Él...el oasis diario. Ser semejantes a Él... todo lo hace Él. Gloria a Él para siempre.
Gracias.