7 jul. 2014

Profeta Oseas


Lectura de la profecía de Oseas 2, 16.17b-18. 21-22

Así dice el Señor:

«Yo la cortejaré, me la llevaré al desierto, le hablaré al corazón.



Y me responderá allí como en los días de su juventud, como el día en que la saqué de Egipto.



Aquel día - oráculo del Señor -, me llamará Esposo mío, no me llamará ídolo mío.



Me casaré contigo en matrimonio perpetuo, me casaré contigo en derecho y justicia, en misericordia y compasión, me casaré contigo en fidelidad, y te llenarás del Señor.»



14 comentarios:

Fernanda dijo...

Son misteriosas palabras, yo por lo menos no alcanzo a comprender su significado.
Besitos!

Felicitas dijo...

Es el amor de Dios por los hombres y usa la imagen del amor esponsal entre un hombre ( Dios ) y una mujer ( la humanidad, la Iglesia que, en Jesucristo, se hace Esposa suya.
Besitos, Fernandita!

Rosario dijo...

Hola Felicitas: bonita entrada, gracias por tu compartir y tu comentario.
Dios te bendiga.
Un cariñoso abrazo.

Felicitas dijo...

Hola Rosario, gracias por tu visita. Un fuerte abrazo, linda.

pensamiento dijo...

Dios es amor y su amor es el secreto de nuestra felicidad, este texto bíblico, me dice mucho y lo dice todo, sólo Dios elige, gracias, por su bondad.

Felicitas dijo...

A mí también me dice mucho. El Espíritu Divino nos guíe por sus sendas. Un abrazo.

Cristina A dijo...

Muy hermoso ese texto de Oseas ...como Dios ama a su pueblo, a cada hombre y lo hace grande. Me interpela "yo te doy todo, amor , fidelidad, ...y tú ..¿ qué me das ?...
Un fuerte abrazo
Cristina

Felicitas dijo...

Hola Cristina, efectivamente, siempre nos quedamos cortos en nuestra correspondencia al Amor Divino, tan grande, tan infinito y poderoso...Que su Ternura nos asista. Un abrazo.

pensamiento dijo...

Dios nos ama no porque seamos nosotros buenos, sino porque él es bueno. Nos ama aunque no tengamos nada que ofrecerle

Felicitas dijo...

Es precioso eso, Pensamiento. Dios nos ama porque es Amor puro, Bondad pura. El es así, hagamos lo que hagamos. Y sólo desea hacernos bien, compartiendo su vida maravillosa con nosotros, zoquetes y tozudos...
Confío que toda esa grandeza de Dios, podrá con nosotros.
Gracias.

pensamiento dijo...

Vive siempre en Dios, plenamente arraigado en la vida y, desde ella, aprende a orar la Palabra. Aprende a orar la Palabra, es la Palabra del Señor, tu Dios, tu Señor, tu Amor, tu Vida. Y para ello, busca sin cesar caminos de oración en tu vida. Buscar es amar y amar es buscar, el Espíritu Santo guía tu ruta. Escúchalo.

Felicitas dijo...

Te haré caso, Pensamiento. Mejor dicho, te estoy haciendo caso. Gracias por tus palabras.
Un saludo cordial.

pensamiento dijo...

¡Qué poco sabemos de Dios! Si no callamos a todos nuestros ruidos no podremos escucharlo. Si no abrimos nuestra vida al amor, no nos será posible descubrir al Dios Amor. Si seguimos encerrados en la pequeña anécdota de nuestras cosas, sin abrirnos a la trascendencia de la vida, no seremos capaces de percibir su mirada cercana y bondadosa. Feliz fin de semana, un abrazo.

Felicitas dijo...

me estoy poniendo a la escucha, Pensamiento, y es porque tú me estás ayudando a ello. Te agradezco mucho esta labor de evangelización que haces conmigo. La verdad, es que es providencial para mí. De verdad, que te estoy haciendo caso. ¡feliz fin de semana! Un abrazo.