25 jul. 2014

Pedro, 1, 5-7




Echad sobre Él todas vuestras angustias, 
porque Él se ocupa de vosotros todos.

4 comentarios:

Marian dijo...

Así es querida amiga,¡Cuanto nos
ama! Para perder la cabeza...
Ahora voy a estar más recogida, más con El. Reza para que sea santa.
Unidas en oración, y en la Eucaristía. Un fuerte abrazo mi querida hermana en Cristo...
Dios y la Virgen te bendigan...!!!
¡GRACIAS POR TODO!

Felicitas dijo...

Gracias a ti por brindarme tu amistad, querida Marian. Yo también me encomiendo a tus oraciones que siempre hay cosas por las que sufrir en esta vida...
Me alegro que vayas a estar más recogida. Eso es una gran Bendición, hermana. En contacto estrecho con el Señor, es como mejor se está y como mejor se sirve al prójimo.
Un fuerte abrazo, querida.
Hasta pronto.

pensamiento dijo...

Buscar a Dios es estar dispuesto a dejarte encontrar por Él, a permitir que su luz invada todos los rincones de oscuridad que haya en tu vida y que su amor siembre de comprensión, misericordia, bondad tu vida de relación y de servicio a los hermanos, echa tus redes en ÉL, abandónate sólo deséalo.

Felicitas dijo...

Así lo hago, querido Pensamiento. Gracias por tu amable presencia bloguera. Dios te bendiga con abundancia ahora y siempre. Y la Señora sea siempre tu más fiel compañera de vida. Amén.