26 jul. 2014

Carta de un hermano en la fe




Amados hijos,
hoy deseo colmaros de consuelo, en el Señor.
Aquí estoy y os escribo desde mi largo destierro.

No faltan las cruces de cada dia, y los males que nos acechan a todos en esta época adúltera y apóstata, más no dejéis venceros por la desidia ni tampoco por la desesperanza, que son frutos del maligno.

Más bien estad atentos en la oración porque el Espíritu se os da constantemente para que sepáis cual es la Voluntad de Dios en vuestras vidas. Sed asiduos a la oración, acudid a la fracción del pan y servid a vuestros hermanos con diligencia y con amor.

Sed agua los unos para los otros, para que todos beban y sientan que Dios está con ellos. os recuerdo a todos y os exhorto a manteneros en la esperanza de vida que el Señor nos ha traído en la persona de su amado hijo, Jesucristo, que vive y reina, por todos los siglos. Amén. Aleluya.
Maran atha!

No hay comentarios: