3 jun. 2014

¡Ven Espíritu Santo, por tu amada Esposa te lo pedimos, ven!




¡Ven Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María tu amadísima Esposa!

Espíritu Divino,
tú que habitas los corazones
de los que aman a Jesucristo,
ven y sánanos de nuestras heridas,
límpianos de nuestra suciedad,
espanta con tu Presencia las malas molestias
despeja la mente y aviva el corazón,
para que con el impulso de tu fuerza
podamos salir hacia el mundo
anunciando tu Presencia
y tu Poder en favor del hombre.

Espíritu Santo,
santifica nuestros pobres quereres,
nuestros cuerpos y almas,
para que te asientes y gobiernes
todo nuestro ser,
según el agrado de Dios Padre,
a imagen de Dios Hijo,
y con el consejo de nuestra Madre
que siempre nos guía hacia Ti.

¡Te esperamos, ven!
Amén.

3 comentarios:

pensamiento dijo...

ven y sánanos de nuestras heridas,
límpianos de nuestra suciedad,
espanta con tu Presencia las malas molestias
despeja la mente y aviva el corazón,

pensamiento dijo...

ven y sánanos de nuestras heridas,
límpianos de nuestra suciedad,
espanta con tu Presencia las malas molestias
despeja la mente y aviva el corazón,

Felicitas dijo...

Gracias por tu visita, Pensamiento.
Un saludo cordial.