29 jun. 2014

San Pedro y San Pablo



Este viernes, fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, el papa Francisco en la homilía de su misa diaria en la Domus Santa Marta, indicó que Dios necesita que el hombre se haga pequeño para poder comunicarle su amor.
Por eso permite que Pedro caiga y le niegue 3 veces, para que aprenda a poner su seguridad en el amor de Jesús y no en sus propias fuerzas. Y permite también que Pablo tenga una espina clavada en la carne, que le haga sentir su pequeñez y limitación. Dos grandes hombres que supieron hacerse como niños en su relación de amor con Dios, uno y trino, que en Jesucristo los marcó de por vida. Y ante el cual, doblegaron su cerviz y sirvieron con amor hasta dar su última gota de sangre por Él.

No hay comentarios: